El gasto en pensiones bate un nuevo récord con 10.233 millones

El gasto en pensiones marca nuevo récord de 10.233 millones al subir un 3,2% en septiembre y aumentará un 3% este año, si bien en el último año representa el 12% del PIB, por debajo del 12,4% de 2020

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, admite que subir el SMI puede tener un impacto "limitado" en el empleo/ EFE

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, admite que subir el SMI puede tener un impacto «limitado» en el empleo/ EFE

El constante aumento del número de beneficiarios de pensiones contributivas y el alza de las pensiones medias en España no dan respiro al gasto mensual de las prestaciones contributivas de la Seguridad Social que mes tras mes sigue marcando nuevo récord: 10.233,85 millones de euros a 1 de septiembre, un 3,25% más que hace un año.

De esta forma, la nómina mensual de las pensiones supera por segundo mes el nivel de 10.200 millones de euros, tras haber sobrepasado ya desde el inicio del año ese nivel récord en lo que parece una tendencia ‘in crescendo’ que difícilmente variará hasta llegar a su punto álgido con la jubilación de la llamada generación ‘baby boom’ en torno al año 2050.

Según los últimos datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el gasto en pensiones alcanzó el 12% del PIB entre el último trimestre de 2020 y el tercer trimestre de 2021, por debajo del 12,4% del PIB que supuso en 2020, año marcado por el impacto de la pandemia, pero superior a la de 2019 (10,9% del PIB).

De hecho, el gasto estimado para 2021 supone un aumento del 3% respecto al 2020, en línea con lo adelantado en los Presupuestos, hasta el nivel máximo de 163.297 millones de euros.

Además, con el primer paquete de la reforma de las pensiones aprobada por el Gobierno, cuyo proyecto de ley fue validado hace un mes para su envío al Congreso, se ha fijado la revalorización de las pensiones con arreglo al IPC, sin incluir una devolución en los años de inflación negativa, por lo que se estima un aumento del gasto en pensiones de 2,5 puntos de PIB hasta 2050.

El departamento de José Luis Escrivá cree que se podrá hacer frente con las medidas aprobadas para aumentar la edad de jubilación, que reducirá en unos 1,3 puntos de PIB el gasto en pensiones, o el traspaso de gastos impropios de la Seguridad Social al Estado.

Dos tercios de la nómina van a pensiones de jubilación

En el noveno mes del año se han abonado 9.871.644 pensiones contributivas, un 1,09% más interanual y, de ellas 6.179.875 fueron de jubilación, 2.354.102 de viudedad, 950.694 de incapacidad permanente, 342.922 de orfandad y 44.051 en favor de familiares.

Hasta agosto causaron alta 399.911 nuevas pensiones, mientras que causaron baja 330.040 pensiones, por lo que la cifra de altas superó a la de bajas por séptimo mes consecutivo, incrementando la presión sobre el gasto, según datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

Queda atrás la tendencia de mayores bajas registrada hasta ahora por la incidencia de la pandemia en los mayores, con las consecuencias de cara al sostenimiento de las pensiones. En 2020 causaron alta 531.843 nuevas pensiones, un 5% menos que en el mismo periodo del año pasado, y causaron baja 517.924 pensiones, un 14,3% más que el año anterior, reflejando un saldo positivo de 13.919 en un año marcado por la pandemia de Covid-19.

Más de dos tercios de la nómina, 7.373,08 millones de euros, se destinaron al abono de las pensiones de jubilación, con un repunte del 3,8% en el último año. A pensiones de viudedad se destinaron 1.745,87 millones de euros, un 2,16% más interanual; a prestaciones por incapacidad permanente fueron 945,01 millones de euros (+1,17%), mientras que la de orfandad supuso 143,27 millones (+2,62%) y las prestaciones en favor de familiares, 26,6 millones de euros (+4,51%).

La pensión media de jubilación sube un 2,3%, hasta 1.193 euros

Asimismo, la pensión media del sistema se situó en 1.036,69 euros mensuales, lo que supone un alza del 2,14% en el último año. Esta prestación media, que comprende las distintas clases de pensión (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y en favor de familiares), ha ido al alza en los últimos meses.

La pensión media de jubilación fue de 1.193,08 euros, un 2,26% más que el año pasado. En concreto, las altas de pensiones de jubilación en agosto, última fecha disponible, ascendieron a 1.388,02 euros al mes de media. Las nuevas jubilaciones causadas en el Régimen General se elevaron a 1.502,23 euros al mes.

Por su parte, la pensión media de viudedad fue de 741,63 euros al mes, con un repunte inferior al de las jubilaciones, al situarse en el 1,85%.

Por regímenes, la pensión media de jubilación más alta correspondió al Régimen General, con 1.338,34 euros al mes, mientras que la de menor cuantía fue la del Régimen de Autónomos, con 794,63 euros mensuales. La pensión media de jubilación en la Minería del Carbón es de 2.331,36 euros al mes, mientras que en el Régimen del Mar asciende a 1.326,56 euros.

Complemento brecha de género: 60,96 euros al mes para 55.754 pensiones

En cuanto a las pensiones que perciben el complemento por brecha de género, en vigor desde el pasado mes de febrero, se beneficiaron en agosto de este un total de 55.754 pensiones, con un importe medio mensual en la pensión de 60,95 euros.

De las 55.754 pensiones complementadas, el 18,8% corresponde a pensionistas con un hijo (10.514); el 47,56%, con dos hijos (26.515), el 20,95%, con tres (11.684) y con cuatro hijos, el 12,63% (7.041). Este nuevo complemento consiste en una cuantía fija de 27 euros al mes por hijo, que se aplica desde el primer hijo y hasta un máximo de cuatro. 

Clases pasivas

Por su parte, el número de pensiones de clases pasivas en vigor en el mes de agosto de 2021 fue de 671.341, un 2,75% más interanual. La nómina mensual de pensiones de este tipo ascendió a 1.222,17 millones de euros, un 5,15% más interanual.

El Régimen de Clases Pasivas del Estado incluye fundamentalmente al personal militar y a funcionarios de la Administración General del Estado, de la Administración de Justicia, de las Cortes Generales y de otros órganos constitucionales o estatales, así como a los funcionarios transferidos a las comunidades autónomas.

Precisamente recientemente el Tribunal Constitucional declaró nulas varias disposiciones del real decreto-ley de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo, aprobado por el Gobierno en 2020, por las que se culminó la integración de las clases pasivas del Estado en la Seguridad Social.

El pleno de Tribunal Constitucional estimó el recurso presentado por el Grupo Parlamentario Popular en el Senado, al apreciar que no se dieron las circunstancias de “extraordinaria y urgente necesidad” para tramitar el asunto por vía del real decreto-ley, y no por un procedimiento ordinario.

En todo caso, el TC ha aplazado la nulidad de la integración de las clases pasivas del Estado hasta el próximo 1 de enero de 2022, con el fin de dar tiempo al Ejecutivo para cambiar esta regulación y evitar un “vacío normativo” que perjudicaría a los beneficiarios de las prestaciones.about:blank

En el proyecto de ley del primer paquete de la reforma de las pensiones el Gobierno ha equiparado la regulación de las pensiones de clases pasivas en lo relativo a la revalorización y los incentivos de demora con la del resto.