El Gobierno aplaza la bajada de impuestos a pymes, ‘tasa rosa’, peluquerías y veterinarios

El Gobierno deja para 2022 la reforma fiscal que pedía Podemos y excluye de los Presupuestos medidas bandera como la bajada del IVA a los productos de higiene femenina

Maria Jesús Montero y Nadia Calviño en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros / EFE

Maria Jesús Montero y Nadia Calviño en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros / EFE

El Gobierno aprueba este jueves en un Consejo de Ministros extraordinario el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, tras facilitarse el acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos al consensuar la Ley Estatal de Vivienda, y las nuevas cuentas públicas serán de nuevo de carácter expansionista y con “pequeños ajustes fiscales”.

Más allá del tipo mínimo del 15% en Sociedades, finalmente no se han incluido en los Presupuestos de 2022 la bajada de una serie de impuestos que se abordaron durante la negociación y fueron especialmente reclamados por Unidas Podemos, aunque compartidos también por el PSOE, al figurar en el acuerdo programático de coalición suscrito en diciembre de 2019.

Según han confirmado a Economía Digital en fuentes gubernamentales, el Ejecutivo ha excluido de las nuevas cuentas públicas la bajada del Impuesto de Sociedades a las pymes, así como una disminución en el IVA aplicado a los productos de higiene femenina, a las peluquerías, pese al clamor del sector, y a los servicios veterinarios.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya había adelantado que no era el momento de subir los impuestos, relegando los cambios en los grandes impuestos a la reforma fiscal profunda prevista a partir de 2023 una vez se disponga desde febrero del año que viene de las recomendaciones del comité de expertos designado.

Fuentes del Ministerio de Hacienda explican a este medio que las medidas fiscales incluidas en los Presupuestos de 2022 son “muy limitadas” y no se incluye la bajada de Sociedades a pymes ni retoques en el IVA, debido a que el grueso de las medidas fiscales deben esperar al resultado de los trabajos del Comité de expertos.

Desde Moncloa recuerdan que el Gobierno ha bajado el IVA de la luz del 21% al 10%, con un coste de unos 1.300 millones de euros, y el año pasado el IVA de las mascarillas quirúrgicas del 21% al 4%, con un coste de 353 millones, según AIReF. El Gobierno demoró su disminución durante meses bajo el pretexto de la prohibición de Bruselas hasta que obtuvo una carta confirmando su autorización.

Impuesto de Sociedades: mínimo del 15% sin bajada a pymes

Así las cosas, el Gobierno de coalición finalmente ha dejado fuera de los Presupuestos la bajada del tipo de gravamen del 25% al 23% en el Impuesto de Sociedades para pymes (sociedades que facturen menos de un millón de euros), tal y como se recogía en el acuerdo programático y reclamaba Unidas Podemos.

A pesar de ser la parte del tejido empresarial más dañada, en el Gobierno argumentan que se han aprobado los avales del ICO que han movilizado 132.000 millones de euros a casi 700.000 empresas, así como los ERTE y otra batería de medidas con un alto coste presupuestario.

En todo caso, el Gobierno trabaja en distintos instrumentos de apoyo financiero y técnico a la innovación de las pymes. La vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, sí indicó que se revisará el sistema de incentivos fiscales para mejorar la eficacia, la seguridad jurídica y el acceso de las pymes, y se llevará “pronto” la Ley de Startups al Consejo de Ministros.

Sí se ha incluido en cambio el tipo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades, uno de los principales puntos de desencuentro entre el PSOE, que optaba por aplazarlo a cuando se determine de fijar a escala internacional, y Unidas Podemos, que reclamaba ya su fijación. CEOE ha rechazado de pleno la imposición.

El tipo va en línea con el acuerdo internacional de la OCDE, el G7 y el G-20, en donde previsiblemente se ratificará a finales de octubre en Roma con el apoyo de España. Sin embargo, se ha fijado sobre la base imponible, por lo que en la práctica no tendrá efectos sobre un gran número de empresas ni recaudatorios.

El secretario técnico del REAF del CGE, Luis del Amo, explica a Economía Digital que tras compensarse las bases negativas el tipo afectará a un número no muy alto de sociedades que tengan grandes deducciones, como en I+D+i o cine. Del Amo explica que hay que para evitar la doble imposición se contempla una deducción en la cuota al cumplir un serie de requisitos para determinadas rentas que se obtienen de fuera y hayan tributado allí.

Los últimos datos de la Agencia Tributaria de 2020 muestran que las empresas pagan un tipo efectivo de Sociedades del 20,7% sobre base imponible, ya por encima del 15% pretendido aunque por debajo del tipo nominal del 25% debido a las deducciones y bonificaciones. El proyecto presupuestario de 2019 fijaba el suelo de tributación a compañías que facturen más de 20 millones al año, por lo que repercutiría sobre 12.247 empresas, el 0,7% del total que declaran este impuesto.

‘Tasa rosa’ y servicios veterinarios

Las nuevas cuentas públicas tampoco tocarán el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), descartándose un año más la reducción del tipo de gravamen de IVA de los servicios veterinarios y de los productos de higiene femenina que se aplica a productos como compresas, tampones o copas menstruales.

La rebaja del IVA del 10% al 4% para los productos de higiene femenina, que podría suponer dejar de ingresar 18 millones de euros anuales, era una de las promesas del gobierno que sigue aplazándose y cuyo compromiso se basaba en “motivos de discriminación”, para poner fin a la conocida como ‘tasa rosa’, cuando la versión de un producto para mujeres tiene un precio superior a la de hombres. España continúa ala cola de Europa en el IVA a estos productos.

Tampoco recogen los PGE la bajada del IVA a los servicios veterinarios del 21% que presenta desde la reforma fiscal de septiembre de 2012 al tipo reducido del 10%. Los Colegios Oficiales de Veterinarios reclaman la bajada porque la subida de 2012 provocó una reducción del número de visitas y un mayor abandono de animales de compañías, con el riesgo de enfermedades transmisibles al ser humano.

Se mantiene el 21% de IVA a peluquerías y estética

El sector de las peluquerías y estética tampoco podrá beneficiarse de la bajada del IVA del 21% al 10% que durante meses han reclamado federaciones, asociaciones, plataformas de imagen personal y colectivos del sector integrados en la Alianza Empresarial por la bajada del IVA al sector.

El sector ha protestado en varias ocasiones frente al Congreso y en distintas manifestaciones para reclamar la bajada y en protesta por el rechazo del PSOE a la proposición de ley presentada por el PP en el Senado que solicitaba la reducción del IVA.

De hecho, Unidas Podemos ha peleado durante las negociaciones por la bajada, pero finalmente se ha aplazado la decisión, si bien fuentes gubernamentales no descartan que pudiese abordarse vía enmiendas durante la tramitación parlamentaria. En el Senado el PSOE se quedó solo en el rechazo a la bajada del IVA de las peluquerías, apoyada también por el Congreso.

Sin ‘cheque bebé’ ni permisos de paternidad de 6 meses

De igual forma, los socialistas no han aceptado finalmente la demanda de Unidas Podemos de crear el denominado ‘cheque bebé’, una prestación por hijo para todas las madres de 1.200 euros anuales hasta los tres años mediante una partida de 400 millones de euros, impulsada desde el Ministerio de Derechos Sociales de Ione Belarra. Actualmente las madres trabajadoras reciben una deducción por IRPF o un ayuda de 100 euros mensuales.

Tampoco han admitido el aumento de los actuales cuatro meses a los seis meses que se demandaba también desde la formación ‘morada’, especialmente desde el Ministerio de Igualdad capitaneado por Irene Montero, que implicaría un coste de alrededor de 1.400 millones de euros.

Pese a no lograr incluir todas estas medidas en los Presupuestos de 2022, fuentes de Unidas Podemos aseguran a Economía Digital que trabajarán para que vea la luz progresivamente y avanzan que el departamento de Derechos Sociales de Ione Belarra llevará en las próximas semanas al Consejo de Ministros la futura Ley de Diversidad Familiar y Protección a las Familias.

A la espera del comité de expertos

En Hacienda recuerdan que hay un comité de expertos creado desde el pasado mes de febrero y la intención de Hacienda es esperar a sus conclusiones para poder acometer a futuro una reforma tributaria de calado que podría responder en mayor medida a las peticiones de Unidas Podemos.

El Gobierno dio de plazo hasta el 28 de febrero de 2022 al Comité de 17 expertos configurado para la reforma fiscal para que presenten sus conclusiones con el fin de impulsar la reforma del modelo tributario español y del sistema de financiación económica.

De hecho, tanto la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, como la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han dejado claro en varias ocasiones que “no es el momento” de subir los impuestos y que la pretendida reforma fiscal en profundidad no se acometerá hasta el año que viene, una vez se disponga de las conclusiones de los expertos.