El Gobierno negocia con los grupos nuevas medidas para bajar el precio de la gasolina, la luz y el gas

El Gobierno plantea a los grupos opciones para abaratar la gasolina, la luz y el gas el 29 de marzo, como bajar el IVA de hidrocarburos del 21% al 10% y el gasóleo a transportistas y agricultores, pero el PP le reclama actuar ya

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños (d), y la portavoz del Grupo Popular, Cuca Gamarra (i)lEFE/J.J. Guillén

El Gobierno ha dado inicio a las negociaciones con todos los grupos parlamentarios de cara a consensuar las medidas que se incluirán en el Plan Nacional de respuesta económica al impacto de la guerra en Ucrania que se aprobará en el Consejo de Ministros el próximo 29 de marzo, para lo que está planteando medidas para bajar el precio de la gasolina, la electricidad y el gas haya o no consenso en el Consejo de Europa de la próxima semana.

El ministro de la Presidencia Félix Bolaños, ha confirmado que el Gobierno bajará la luz, el gas y la gasolina en el decreto previsto de aprobación el próximo 29 de marzo, tras haberse reunido en el Congreso con el PP, el primer grupo con el que aborda las posibles medidas en el marco de las dos semanas que se ha dado el Ejecutivo para recabar las propuestas y negociar las medidas con los grupos, los sectores afectados y los agentes sociales de cara a la aprobación del Plan el 29 de marzo ante la actual coyuntura de alza de los precios energéticos y de la inflación como consecuencia de los efectos de la guerra en Ucrania.

La vicepresidenta primera, Nadia Calviño; la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera; y el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, le han trasladado estas opciones a una delegación de representantes del Grupo Parlamentario Popular, encabezada por la portavoz del grupo, Cuca Gamarra. El Gobierno se reunirá también este miércoles con Ciudadanos, ERC y PNV.

Al término del encuentro Bolaños ha hablado de una reunión «cordial y constructiva» y ha pedido unidad para acordar medidas al ser «plenamente conscientes» de las dificultades que atraviesan los ciudadanos, por lo que ha anunciado que «el Gobierno va a bajar la gasolina, la luz y el gas».

De esta forma, trabaja en las distintas opciones en el marco de la Comisión Europea y a nivel nacional, como ayudas de Estado, ayudas fiscales, topar el precio o incluso el establecimiento de un precio único de la energía a nivel europeo y nacional. Tampoco se descartan medidas dirigidas a extraer recursos de las grandes empresas o rentas dentro de un paquete «muy amplio y ambicioso» para bajar la gasolina, la luz y el gas a los ciudadanos. Haya o no consenso a nivel europeo en la materia, ha dicho que el Ejecutivo bajará de forma «inmediata y sencilla» el precio de estos productos para los hogares, las empresas y los autónomos.

Rebaja de impuestos a hidrocarburos y revisión del Estatuto electrointensivo

Fuentes gubernamentales confirman a Economía Digital que aunque no hay nada decidido del todo, sobre la mesa se contempla una bajada del IVA de los hidrocarburos del 21% al 10% y rebajar también el gasóleo para los transportistas y agricultores, colectivos que se están viendo impactados de lleno por la crisis energética derivada del conflicto bélico.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, también ha afirmado en el Congreso estar dispuesta a revisar el Estatuto Electrointensivo, aprobado a finales de 2020 con el fin de bajar el recibo de la luz de la gran industria.

Un paso más allá ha dado la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, al asegurar que el Ejecutivo usará los «grandes beneficios» de las eléctricas para «paliar» la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores ante el aumento de la factura de la luz de los consumidores. Sin concretar medida alguna, Díaz criticó que las «tres grandes» compañías eléctricas aumentaron un 47% sus beneficios antes de impuestos el año pasado, superando los 10.222 millones de euros.

El PP reprocha la falta de inmediatez y lanza una batería de propuestas

Por su parte, fuentes del PP señalan a este medio que han reclamado en la reunión la adopción de medidas «urgentes» sin esperar al 29 de marzo al considerar que se deberían de haber adoptado ya ante el impacto de la inflación en el poder adquisitivo de los trabajadores y familias, debido al aumento del precio de la la luz, la gasolina y el gas.

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, ha reprochado en la sesión de control al Gobierno en el Pleno la demora en la adopción de medidas y ha pedido bajar de manera inmediata los impuestos, como reducir el IVA del 21% al 4% en la gasolina y el gasóil y recortar temporalmente el impuesto de hidrocarburos. «Era para ayer, mañana es muy tarde», ha espetado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien ha reclamado un «ejercicio de patriotismo europeo» y coordinación con las medidas.

Tras la reunión, Gamarra ha lamentado que no se han cubierto las expectativas de la necesidad de «inmediatez y concreción» de medidas ante la coyuntura que afecta a los ciudadanos por el alza de precios energéticos, ya que ha asegurado que el Gobierno no les ha planteado «ninguna medida concreta» más allá del posicionamiento gubernamental en materia energética.

El PP en cambio ha planteado una batería de medidas que incluyen la bajada del IVA al tipo superreducido, el recorte del Impuesto especial como medida temporal, deflactar el IRPF como ayuda por la alta inflación, la racionalización del gasto público ante el margen de 60.000 millones de euros estimado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE), al tiempo que ha pedido paralizar cualquier iniciativa de subida de impuestos y no subir las cotizaciones hasta que no se recupere el PIB prepandemia.

La oposición (PP, Vox y Ciudadanos) han reprochado al Ejecutivo que postergue la adopción de medidas al 29 de marzo para «recaudar más». AIReF cuantificó ayer en hasta 3.500 millones de ingresos adicionales por IVA como consecuencia de la alta inflación. También le han reclamado «sacrificio» al Gobierno mediante la reducción de altos cargos y asesores por 108 millones al año y la disminución del número de ministerios (22).

El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha pedido el ajuste de la tarifa del IRPF a la inflación, así como la disminución de los impuestos de los combustibles, prorrogar a final de año el IVA reducido de la luz y a medio plazo convocar una mesa de la energía en la que se incluyan a las nucleares.

Medidas ante el alza de los precios energéticos

Sin embargo, la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ha sido la encargada de defender la acción «decidida» del Gobierno en la adopción de medidas desde hace un año para amortiguar el impacto negativo del alza de los precios de la energía en familias y la competitividad de las empresas, recordando la reducción de los impuestos en la electricidad con un coste de entre 10.000 y 12.000 millones de euros para las arcas públicas.

El Plan Nacional de Respuesta a la crisis de la guerra en Ucrania incluirá rebajas de impuestos, como la posible bajada de los impuestos de los carburantes, y ayudas directas que se terminarán de consensuar en estas dos semanas y se anunciarán y aprobarán el 29 de marzo, si bien el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya avanzó una batería de medidas hace dos semanas.

El plan incluye la extensión de la reducción de las rebajas fiscales en la luz, por importe mínimo de entre 10.000 y 12.000 millones este año. Se prorroga la bajada del IVA del 21% al 10%, la suspensión del impuesto sobre generación del 7% y la bajada del impuesto especial eléctrico del 5,11% al mínimo legal del 0,5%, así como la ampliación del bono social y del recorte temporal a los beneficios extraordinarios de las centrales de generación de gas no emisoras, y una reducción del 80% durante 2022 a más de 600 consumidores electrointensivos, entre otras. El coste mínimo es de entre 10.000 y 12.000 millones de euros.

Precisamente el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúne ya este miércoles en Madrid con el primer ministro de Croacia, Andrej Plenkovic, y por la tarde viajará a Eslovaquia en el marco de su agenda europea para abordar y recabar apoyos con el resto de líderes del continente la propuesta española de desacoplar el gas del mercado eléctrico que se dirimirá en el próximo Consejo Europeo del 24 y 25 de marzo. El viaje se completará con una visita a Rumanía y otra a Italia, donde se prevé que coincidirá con representantes de los gobiernos de Portugal y Grecia, así como con visitas a Alemania e Irlanda.

Entre las propuestas que España ha realizado para que la Unión Europea las adopte figuran desacoplar el precio del gas del de la electricidad, topar los precios de la energía en el mercado mayorista, reforzar las interconexiones energéticas o hacer compras conjuntas de gas.

Mientras llega ese posible acuerdo y el Gobierno negocia con los grupos, los agentes sociales y los sectores afectados las medidas del Plan nacional, los sindicatos CCOO y UGT, la organización de consumidores Facua, la Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales (CEAV) y las organizaciones de autónomos UPTA y UATAE van a convocar movilizaciones para el próximo miércoles, 23 de marzo, para exigir al Gobierno la adopción de medidas para paliar los efectos de la crisis energéticaactual derivada de la invasión militar en Ucrania por Rusia, que ha disparado los precios del gas agudizando el alza de los precios de la electricidad en los últimos meses, así como de los carburantes.