La mitad de los españoles gastarán menos en las compras navideñas

La inflación ha llevado a las familias a apretarse el cinturón, disminuyendo sobre todo el importe destinado a los regalos

Los regalos son la partida cuyo gasto se verá más reducida./ EFE

La inflación llega a la Navidad. Con unas comidas navideñas que se prevén de las más caras de los últimos años tras anotar un IPC alimentario del 15%, son muchos las familias que tendrán que tomar cartas en el asunto si quieren llegar a final de mes. De hecho, el 55% de los españoles ya asegura que reducirá el gasto de las compras navideñas, sobre todo en lo que refiere al dinero destinado a hacer regalos.

Así lo apuntan el último barómetro Shopperview, realizado por Aecoc, la patronal de la distribución y de los fabricantes, donde estudia cambios en los hábitos de consumo. Según este informe, la inflación ha provocado que el 18% de las familias tengan problemas para llegar a fin de mes y se hayan visto obligadas a gastar menos dinero en las comidas y en los regalos para estas fiestas.

Este porcentaje hace referencia a un grupo de consumidores de entre 45 y 54 años que ha visto como la situación económica en su hogar ha empeorado en los últimos meses. Frente a la pérdida de poder adquisitivo, estas personas gastan menos, se fijan más en las ofertas, compran más marcas blancas porque las considera más baratas, han dejado de adquirir algunos productos y por lo general planifica más las compras para controlar los gastos.

A este casi 20% hay que sumarle un 37% de familias que llegan justas a final de mes. Por lo general, son pensionistas que han reducido su gasto en viajes y restauración y espera gastar menos en regalos y juguetes estas Navidades.

Los regalos, el gasto más elevado

En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha explicado este miércoles en un comunicado que casi la mitad del presupuesto navideño se destinará a los regalos este año. De media, cada persona se dejará entre diciembre y enero 735 euros para celebrar las fiestas, 94 euros más que el año pasado por la escalada de precios. De este total, unos 393 será para hacer regalos, 170 más para las comidas, 101 en viajes y unos 70 más en la lotería.

En la otra cara de la moneda, el informe de la Aecoc apunta a que el 45% de los españoles asegura que no tiene problemas para llegar a fin de mes y destinará el mismo presupuesto a celebrar la Navidad, o incluso lo incrementará. La mayoría del gasto irá dirigido a la comida y a encontrar productos especiales para celebrar las fiestas.

Este porcentaje agrupa a consumidores de entre 35 y 44 años, con hijos y habitante de la zona norte del país. Mantienen sus gastos en viajes, hostelería, ocio y productos del gran consumo, y, si se han decantado por reducir gastos, ha sido para ahorrar ante una posible crisis.

Uno de cada siete españoles recorta gastos

Aun así, son una minoría. El 74% de los encuestados aseguran que ya han tenido que recortar gastos en alguna partida de consumo. Del total, más de la mitad, un 54%, lo ha hecho porque su situación económica ha empeorado, mientras solo un tercio lo ha hecho porque prefiere ahorrar.

Las personas que se han apretado más el cinturón han bajado el gasto en viajes, restauración y ocio. Los pocos que han reducido el presupuesto en productos de gran consumo, un 29%, han dejado de comprar productos de cosmética y platos preparados, mientras que los alimentos frescos y los productos de limpieza son lo último a lo que se renuncia.

Por otro lado, el 39% de las familias han aumentado el gasto general, el 71% de los cuales lo ha hecho por la inflación. En los productos en los que más se ha aumentado el gasto son, con diferencia, los de gran consumo (23%).