PSOE y Podemos acuerdan congelar los precios de los alquileres en zonas tensionadas

El PSOE y Unidas Podemos han acordado una regulación de los precios de alquiler para congelarlos en zonas tensionadas tanto para nuevos inquilinos como para arrendatarios que renueven contrato

Ábalos propone bonificaciones a propietarios para abaratar los alquileresEFE/PSOE/Eva Ercolanese.

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, durante una rueda de prensa.EFE/PSOE/Eva Ercolanese.

El PSOE y Unidas Podemos han alcanzado un acuerdo para poner en marcha un sistema de regulación pública de los precios del alquiler con el fin de congelar los precios en las zonas especialmente tensionadas, tanto en el caso de nuevos inquilinos como en el de arrendatarios que renueven su contrato.

De esta forma, el PSOE y Unidas Podemos avanzan en uno de los principales escollos que está ralentizando las negociaciones sobre la nueva Ley de Vivienda, cuya aprobación estaba prevista inicialmente y se ha ido retrasando ante las discrepancias surgidas, sobre todo en lo referido a los incentivos propuestos por el PSOE y la regulación de los precios que exige Podemos.

Fuentes de Unidas Podemos han señalado a Economía Digital que el PSOE ha aceptado «por primera vez» desde que comenzaron las negociaciones de la Ley de Vivienda una regulación de los precios del alquiler, ya que ha cedido a la propuesta de Unidas Podemos de poner en marcha un sistema de regulación pública de los precios para frenar las subidas abusivas, frente a los incentivos fiscales que proponían los socialistas inicialmente.

Congelar precios en zonas tensionadas pero sin bajadas

Según señalan fuentes gubernamentales a Economía Digital, el PSOE mantiene su intención de seguir adelante con los incentivos fiscales a los propietarios con el fin de que realicen bajadas en el precio de los arrendamientos de sus viviendas, aunque los términos concretos están aún pendientes de la marcha de las negociaciones.

El PSOE ya propuso hace algo más de un mes añadir un mecanismo que permitirse prorrogar de forma automática los contratos de alquiler de viviendas en zonas tensionadas en el momento de vencimiento por el mismo precio si el inquilino así lo decidiese. Ahora, las partes han consensuado también que el precio también se mantendría aunque el inquilino sea nuevo.

Es decir, los nuevos inquilinos tendrán como referencia el contrato de alquiler anterior, con el mismo precio y términos, en caso de que la zona siga estando tensionada. Con la nueva regulación las zonas tensionadas se fijarán por un periodo de tres años, y en ese periodo no se podría llevar a cabo ninguna subida, según fuentes del Ministerio de Transportes.

Desde la formación de Ione Belarra señalan que la regulación que propone el departamento de Ábalos no permitiría bajadas de los precios del alquiler, tal y como recoge el acuerdo presupuestario entre ambas formaciones, ni daría cobertura a la ley catalana de vivienda.

Avances hacia el acuerdo: el PSOE reivindica que son sus propuestas

No obstante, algunos flecos sobre este punto están aún por cerrar, según señalan a Economía Digital en fuentes gubernamentales, que subrayan que la propuesta de combinar incentivos y congelar los precios en zonas tensionadas la realizó el PSOE ya semanas atrás y están a la espera de que Unidas Podemos confirme su aceptación para el acuerdo.

De esta forma, en el Ministerio de José Luis Ábalos están a la espera de que Unidas Podemos acepte esos puntos sobre la congelación de los precios de alquiler y mantienen una voluntad de diálogo «infinita», mientras siguen los contactos entre los equipos técnicos para alcanzar un acuerdo con el objetivo de aprobar la ley antes de agosto.

El ministro de Transportes, Agenda Urbana y Vivienda, José Luis Ábalos, y la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, se reunieron la semana pasada para tratar de desbloquear la negociación, encallada desde la propuesta de incentivos por parte del PSOE y el rechazo de los socialistas a la regulación de los precios de alquiler.

Los equipos negociadores continúan trabajando intensamente para lograr un acuerdo, tras más de cuatro meses de retraso que en Unidas Podemos ven ya «injustificables ante la emergencia habitacional que vive el país».

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, aseguró este miércoles en el Congreso que la nueva Ley buscará controlar las subidas abusivas en los precios de alquiler y que será mediante la declaración de zonas tensionadas como se limitarán congelando los precios, en paralelo a medidas para impulsar la oferta como el alargamiento de contratos a incentivos fiscales.

El recurso a la Ley catalana

Desde Unidas Podemos destacan que la ley catalana de vivienda es la primera en regular los precios del alquiler en España y resaltan está logrando «importantes resultados» en Barcelona y otros municipios, por lo que insisten en la necesidad de regular los precios para propiciar bajadas, tal y como vienen reclamando en las negociaciones y recuerdan que se fijó en el acuerdo de coalición.

Precisamente ayer, martes, el Consejo de Ministros acordó interponer un recurso de inconstitucionalidad a la ley catalana de vivienda que habilita a poner límites a los precios del alquiler, pero como «gesto» a la Generalitat el Gobierno no ha pedido su suspensión.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, explicó que la Ley catalana excedía de sus competencias por lo que se ha acordado recurrirla ante el Tribunal Constitucional, tras seis meses abordando el asunto con Cataluña en una comisión bilateral.

En todo caso, sostuvo que la Ley estatal de Vivienda incorporará muchos de los elementos que «ahora por competencia» se recurren ante el Tribunal Constitucional y dijo esperar que la nueva norma pueda ser presentada antes del periodo estival.

Los movimientos sociales presionan

Por su parte, el Sindicato de Inquilinos ha anunciado este miércoles que presentará su propio texto legal que incluirá una «regulación estatal de alquileres a precios adecuados a los salarios de la población en cada zona del territorio» ante la falta de consenso sobre la nueva ley.

La propuesta legislativa del Sindicato de Inquilinos incluirá la prohibición permanente de los desahucios sin alternativa habitacional, junto a la obligación por ley a los grandes propietarios de poner en marcha alquileres a precio regulado para evitar desahucios, entre otras medidas.

Desde la organización presionan para que se regulen los precios de los alquileres y presentarán su propuesta legislativa con el apoyo de algunos de los socios del Gobierno que han respaldado la regulación, como ERC, EH Bildu, Compromís e incluso el mismo partido de Unidas Podemos.