Patrocinado por

ADIF estudia extender las ventajas y ayudas a sus inquilinos hasta el 31 de mayo

El gestor ferroviario es consciente de que las ventas de sus establecimientos no serán equiparables a las de antes de la pandemia

Ante la necesidad de asegurar la continuidad de los comercios y para evitar una situación como la que vive AENA, el gestor ferroviario ADIF estudia una nueva prórroga de las ventajas y mejoras para los inquilinos de sus tiendas. La compañía presidida por Isabel Pardo de Vera estableció desde el inicio del estado de alarma un plan de ayudas a las rentas que se fue prorrogando y complementando hasta el pasado mes de enero.

Pero este mes de febrero vencen algunas de las condiciones ventajosas, pese a que los niveles de tráfico de pasajeros  — cifra que se traduce en menos consumo en los bares y comercios de las estaciones —  siguen sin ser los registrados antes de la pandemia del coronavirus.

Fuentes del mercado aseguran que ADIF se plantea extender algunas ayudas hasta el próximo 31 de mayo, medida que iría encaminada a proteger a sus más de 1.400 negocios durante los próximos meses, en los que la crisis sanitaria y las restricciones a la movilidad seguirán presentes.

ADIF ha ofrecido bonificaciones a sus arrendatarios si demostraban una caída en las ventas de, al menos, el 40%

Contactados por Economía Digital, desde ADIF recuerdan las medidas que se han tomado hasta el momento. “Con motivo del Real Decreto 463/2020, por el que se declaró el estado de alarma, ADIF y ADIF Alta Velocidad acordaron una moratoria sin intereses en el pago de las rentas para aquellos locales de las estaciones que tuvieron que cerrar“, explican.

El gestor ferroviario más tarde acordó compartir los efectos derivados del coronavirus y, por tanto, aprobar una ayuda en la renta a través de la bonificación de la mitad del porcentaje de la caída de las ventas del local comparado con el mismo período de 2019, siempre y cuando dicha reducción en ingresos fuera superior al 40%. 

Paralelamente, añaden, se ofreció que el pago de la renta correspondiente se pudiera realizar de manera aplazada en los siguientes 24 meses sin intereses.

Las medidas mencionadas se extendieron hasta el 31 de octubre de 2020 y se han ido ampliando en condiciones similares para noviembre y diciembre (2020), así como enero (2021). “Se está estudiando la ampliación de las mismas”, reconocen desde ADIF.

¿Cuántos contratos se han resuelto?

Ahora mismo es imposible conocer la cifra de comercios que no han resistido el golpe del coronavirus y han optado directamente por cerrar y devolver el local. Pero basta con darse un paseo por algunas estaciones de ferrocarril para toparse con establecimientos con el cartel de “cerrado permanentemente”.

Sin embargo, ADIF asegura que “a fecha de hoy son muy pocos los arrendatarios que han solicitado la resolución del contrato”, aunque evita entrar en cifras ni tampoco explica qué porcentajes de aperturas y cierres tiene registrados ahora mismo.

ADIF defiende que son “muy pocos” los arrendatarios que han resuelto su contrato

Durante los últimos meses han aparecido voces que han señalado la dureza del gestor ferroviario como casero. Suzanne Sordo, una tendera que durante diez años había regentado un establecimiento de complementos en la estación de Chamartín, en Madrid, reconocía en noviembre de 2020 que se había visto obligada a bajar la persiana de manera definitiva.

No hay que olvidar que la relación de ADIF con los inquilinos levantó ampollas tras la primera ola del coronavirus. En verano se pudo ver cómo algunos de estos comerciantes increpaban al propio ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en la estación de Atocha, también en Madrid, durante una comparecencia junto a la presidenta de ADIF, Isabel Pardo de Vera.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.