Patrocinado por

Damm se hace con el 100% de Cacaolat

Desde 2011, las acciones de la marca láctea estaban divididas entre Damm y Cobega al 50% hasta hoy, cuando el 100% de la compañía pasará a manos de la cervecera catalana

Las botellas de Cacaolat.

Tras años compartiendo el accionariado, el grupo Damm anunció este viernes la adquisición del 50% que no controlaban de Cacaolat. El grupo cervecero compartía hasta ahora el capital con Cobega, la compañía a través de la que Sol Daurella controla también sus acciones en Coca-Cola Europacific Partners. Una década después de que ambos rescatasen a la firma de la quiebra, la alianza se rompe.

En un comunicado, Damm celebró la llegada de un acuerdo con la firma de refrescos. “La cervecera, que controlaba desde el año 2011 el 50% del capital de Cacaolat, pasa de este modo a tener el 100% de la emblemática empresa de lácteos“, explicó la organización en un comunicado.

De este modo, la empresa que preside Demetrio Carceller poseerá la totalidad de marcas como Cacaolat y la leche Letona. En los últimos años, la firma ha desarrollado productos como Cacaolat 0%, Cacaolat sin lactosa y Cacaolat Mocca.

“La empresa es líder de mercado en batidos y leche en el canal hostelería; y en el canal alimentación cuenta con una fuerte presencia nacional como segunda marca en batidos”, destacó la cervecera en la nota.

Cacaolat vuelve a cambiar de accionistas

Cacaolat vuelve a vivir cambios en su accionariado una década después. La organización catalana entró en concurso de acreedores en 2011 por la caída en bancarrota del grupo Nueva Rumasa, propiedad de la familia Ruiz-Mateos, que protagonizó una de las quiebras más grandes de España en su momento.

Tras un año de procedimiento, el juzgado de lo mercantil número 6 de Barcelona aprobó la venta de la sociedad a la alianza Cobega-Damm tras recibir también ofertas de Vichy Catalán Corporación Alimentaria Peñasanta (Central Lechera Asturiana).

La empresa perdía dinero

A falta de conocer el impacto de la pandemia en sus cuentas, Cacaolat arrastraba dos años consecutivos en números rojos. En 2018, la firma perdió 1,83 millones de euros.  La razón de la diferencia fue el acuerdo extrajudicial al que tuvieron que llegar los dos accionistas al 50% de la sociedad, Demetrio Carceller y Sol Daurella, presidentes de Damm y Coca-Cola Europacific Partners, respectivamente, con los extrabajadores de la planta de Utebo (Zaragoza).

En 2019, la organización registró un agujero de 260.000 euros. El recorte de los números rojos quedó empañado por una caída de las ventas, que retrocedieron desde los 61,8 millones de euros hasta los 59 millones.

Carles Huguet