Kutxabank acelera con las hipotecas en un trimestre estrella para la banca

La entidad vasca vende un 56% más de hipotecas que en el primer trimestre de 2020 y encadena ocho meses de cifras récord

La semana grande la banca ha dejado una cosa clara y es que el número de nuevas hipotecas se ha disparado. En los últimos días, seis de los bancos más grandes del país han presentado cuentas del primer trimestre del año y todos han alcanzado niveles récord de producción hipotecaria. Sobre todo, durante el mes de marzo.  

Uno de ellos, Kutxabank, ha pisado el acelerador y se erige como vencedor hasta la fecha. A cierre del primer trimestre, la entidad vasca superaba la barrera de los 1.000 millones de euros en nuevas formalizaciones hipotecarias. Concretamente, ha alcanzado los 1.093 millones, lo que supone un incremento del 56% con respecto al mismo periodo en 2020.

Sin datos de BBVA y el Banco Santander (que no desglosaron estas cifras por países el año pasado), Kutxabank fue en 2020 la segunda entidad tras Caixabank en cuota de mercado. El pasado ejercicio crecieron casi un 10% en hipotecas y cerraron el año con un volumen superior a los 3.500 millones de euros en préstamos hipotecarios.

Aun faltan por conocer las cuentas de Caixabank del primer trimestre, que además ahora suma las de Bankia y previsiblemente se mantendrá en el pódium como banco líder en nuevos créditos para la adquisición de una vivienda.

Kutxabank, en cifras récord desde julio

El banco que preside Gregorio Villalabeitia destaca que ya es el tercer trimestre consecutivo en superar los 1.000 millones de volumen créditos hipotecarios. Desde la entidad explican que a partir de junio del año pasado, una vez comenzó la desescalada, empezaron a notar que el mercado hipotecario se revitalizaba.

En julio cerraron un mes récord y desde entonces se vuelven a superar cada trimestre. La hipoteca es el producto estrella del banco, de hecho, destacan que tienen una cuota de mercado bastante alta en todo el país en proporción a su red de oficinas.

En las cuentas del primer trimestre del año, Kutxabank señala que concentra el 45,7% del mercado total de préstamos para comprar una vivienda en el País Vasco; el 16,4% en Andalucía (por CajaSur que también es del grupo), y roza el 10% en el conjunto de España, muy por encima de su cuota de mercado natural.

Bankinter también ha aumentado un 44% el saldo de nuevas hipotecas captadas entre enero a marzo y ha logrado un récord trimestral al rozar los 1.000 millones de euros, en concreto, consiguió 932 millones. Un año antes, al cierre de marzo de 2020, esta cifra se situaba en los 647 millones de euros y en marzo de 2019, en época pre pandemia, el volumen captado fue de 623 millones.

El banco que dirige María Dolores Dancausa destaca que el fuerte incremento de la producción hipotecaria ya se observó en el último trimestre de 2020, en su caso fue de 922 millones de euros, sumando así dos trimestres consecutivos de cifras récord en la captación de hipotecas.

Con esta producción, Bankinter logra una cuota del 6,5% en nuevas operaciones, por encima de su cuota natural. En cuanto al tipo de interés que predomina en las nuevas hipotecas es el tipo fijo en el 77% del volumen total.

Marzo, un mes histórico

Asimismo, el Banco Sabadell refleja en sus últimas cuentas que la producción hipotecaria ha aumentado un 35% interanual en España. El banco que preside Josep Oliu matiza que el mes de marzo ha sido el mejor de la historia del banco en este sentido.

En la misma línea, el Banco Santander destaca que en España se detectó una recuperación de la actividad hasta niveles pre covid, sobre todo, al final del trimestre. Solo en marzo concedieron más de 700 millones de euros en hipotecas para particulares. Aunque no desglosan los datos del total del trimestre.

Después de esto, el banco que preside Ana Botín ha decidido lanzar una nueva Hipoteca Joven con la que pretenden facilitar la compra de la primera vivienda a clientes de hasta 35 años con una financiación de hasta el 95%. De momento han limitado la promoción a 1.000 clientes, pero explican que esta “prueba piloto” calibrará el mercado y si funciona bien, volverán a lanzarla.

La entidad abre el abanico y llegará así a un mercado al que le cuesta hipotecarse por falta de ahorros. De hecho, especifican que el cliente tendrá que aportar un ahorro inicial inferior al necesario habitualmente para acceder a un producto hipotecario. El aval se extinguirá a los 5 años desde la formalización de la hipoteca.

La iniciativa contempla la financiación de hasta el 95% del menor valor entre tasación y compraventa (LTV) para hipotecas estándar a tipo variable o fijo y un plazo máximo de devolución de 30 años.