Ramón Aragonés (NH) presume de ser el primer hotel en hacer un ERE y advierte, «todos lo tendrán que hacer»

En NH consideran que tiene los deberes hechos con la digitalización y los costes, y adelantan que los resultados de 2022 serán mejor que en 2019

Ramón Aragonés, consejero delegado de NH Hotel Group. | EFE

El consejero delegado de NH, Ramón Aragonés, considera que la compañía ya ha pasado lo peor de la pandemia y está preparada para la fuerte demanda de este 2022 así como la posible caída del año que viene por la inflación. Defiende el estricto control de costes que han puesto en marcha durante los últimos dos años y presume de que la cadena hotelera se ha adaptado mejor que sus competidores a la digitalización en este tiempo.

Durante todo el año pasado y con especial énfasis en el primer semestre del 2021, el grupo mantuvo «un relevante plan de contingencias» que permitió adaptar el negocio al nivel de actividad, garantizando la sostenibilidad y preservar la liquidez, explicaba este jueves durante la junta de accionistas celebrada en el NH Collection Casino de Madrid.

Así, en la primera parte se mantuvieron los despidos temporales y reducciones de jornadas y salarios (con formulas similares a los ERTE Covid), y adicionalmente llevaron a cabo un proceso de despido colectivo en los servicios centrales de España para 187 personas que, junto a otras medidas de eficiencia, les ha permitido obtener 34 millones de ahorros estructurales, añadía.

La compañía estaba trabajando en un proyecto denominado ‘Reinventin NH’ que pretendía adaptar las estructuras de costes al nuevo modelo de digitalización. «Era un proyecto de 3 años y lo hicimos en 3 meses», comentaba el CEO. «Fuimos la única compañía hotelera de este país que lanzó un ERE en sus servicios corporativos, algo que todas tendrán que hacer para adaptarse al modelo de digitalización. Por lo tanto, NH se anticipó una vez más», presumía. 

La cadena negoció además reducción de costes de aprovisionamiento y mantuvo una reducida inversión en marketing y publicidad. Pero también alcanzaron acuerdos con los propietarios de los hoteles para reducciones temporales en las rentas, obteniendo así 46 millones de ahorros en los alquileres en 2021.

La fuerte demanda de este 2022 les ha llevado a reducir la deuda financiera neta en los cinco primeros meses del año en 27 millones, hasta quedar en 541 millones de euros al cierre de mayo desde los 568 de diciembre. La liquidez alcanzó los 540 millones de euros. “La fuerte liquidez y la ausencia de vencimientos de deuda relevantes hasta 2026 nos permitirán liderar la actual recuperación de la industria hotelera», revelaba Aragonés.

NH supera las cifras prepandemia en el segundo trimestre

Con todo, el consejero delegado de NH aseguraba que encaran el verano con muy buenas perspectivas. La ocupación ha aumentado desde el 40% a cierre de marzo hasta el 70% en mayo y continúa creciendo, mientras que los ingresos han ascendido desde los 234 millones hasta más de 500 millones en el mismo tiempo. «Superando los del 2019».

También han evolucionado al alza los ingresos medios por habitación (ADR) que han pasado de los 90 euros en el primer trimestre a 116, superando los 135 euros en el mes de junio. Aragonés explicaba que la buena evolución del negocio “se sustenta directamente sobre el trabajo realizado en 2018 y 2019 en cuanto a digitalización, y sobre el esfuerzo corporativo realizado durante todo 2021”.

Y aseguraba que, «desde abril y hasta diciembre, los resultados serán superiores que los de 2019». De cara a 2023, reconocía que «hay tendencias inflacionarias que pueden suponer una caída del consumo«, pero el Covid les ha hecho «más fuertes» y considera que tienen los deberes hechos.

«Tenemos un modelo muy eficiente y estamos preparados por si cae la demanda. No estoy preocupado». De hecho, se atrevía a adelantar que 2023 será muy buen año y volverán a los 100 millones de beneficio neto donde deberían estar siempre.