Sabadell recibe 1.146 peticiones para acogerse al ERE en dos semanas

El plazo de adhesiones acaba el próximo lunes y solo faltan 234 peticiones para llegar al mínimo de salidas pactadas, 1.380

La primera huelga de Banc Sabadell en España. Fuente: UGT

Banc Sabadell ha recibido en dos semanas 1.146 peticiones de trabajadores que quieren acogerse al ERE. La entidad abrió el plazo de adhesión el pasado 26 de octubre y este se cerrará el próximo 15 de noviembre. En el acuerdo alcanzado con la representación laboral se estableció la salida de mínimo 1.380 personas y un máximo de 1.6oo si todas son voluntarias.

Es decir, que a una semana de que acabe el plazo solo faltan 234 peticiones para llegar al mínimo. En la comisión de seguimiento del ERE celebrada hoy, la primera y de carácter extraordinario, los sindicatos han pedido que se amplíe el plazo porque hubo problemas con la plataforma tecnológica los dos primeros días.

El banco ha dicho que lo estudiará si no se alcanza el cupo mínimo de salidas. Después, deberá aceptar o rechazar la solicitud en los 15 días hábiles siguientes a la finalización de este período de adscripción voluntaria. El objetivo está puesto en que algunas de estas salidas empiecen a producirse en diciembre y continúen en el primer trimestre de 2022.

Las partes acordaron que podrá haber alguna salida residual hasta junio de 2022, pero el grosso se concentrará en los próximos cuatro meses. Según fuentes sindicales, el banco ya ha advertido que existen 165 solicitudes que no cumplen los criterios establecidos en el acuerdo.

Por ejemplo, hay un exceso de empleados de 55 años, porque se aprobó un cupo de 100 personas y se han apuntado 74 personas de más. Asimismo, la entidad ha expresado que estudiará las peticiones de los trabajadores que estén en excedencia si quieren adherirse al ERE.

Los sindicatos confían en llegar al cupo mínimo y que todas las salidas sean voluntarias, ya que durante los últimos días de plazo suele incrementarse el número de peticiones.

En el contexto del ERE, Sabadell también anunció una reestructuración de la red de oficinas. En concreto, el cierre de 320 sucursales y la conversión de 176 en cajas avanzadas. El consejero delegado del grupo, César González-Bueno, reveló durante la presentación de resultados trimestrales que el plan de cierre de oficinas anunciado en septiembre “ya está ejecutado”.