Ulabox, los 'frescos' que entran en tu casa

stop

El supermercado online dará el salto este año a Madrid, con la apertura de un segundo almacén logístico tras el de Mercabarna, ampliando su oferta de productos perecederos y congelados al área metropolitana de la capital

Almacén logístico de Ulabox en Mercabarna, Barcelona / Ulabox

Barcelona, 24 de enero de 2016 (01:00 CET)

La nueva sede de Ulabox, una amplia oficina con grandes ventanales en el Eixample barcelonés, da una idea del crecimiento reciente de esta joven empresa. Con la mudanza, en julio pasado, se buscaba hacer sitio a las 56 personas --casi el doble que hace ahora un año-- que hoy integran la plantilla fija de la compañía. "Y ya se nos está quedando pequeña", comenta Jaume Gomà, cofundador y CEO.

Desde 2010, año de nacimiento de la firma, Ulabox ha hecho camino con paso seguro (hasta 2015 no invirtieron en publicidad exterior de la marca) y convencido del potencial de su negocio, la venta online de todos los productos que se pueden encontrar en un supermercado tradicional.

12.500 productos 

Reacio a revelar las cifras de la empresa que comanda, Gomà enumera los hitos que en estos años han ido consiguiendo. 12.500 referencias ("ya somos hipermercado", apunta) llenan hoy los estantes virtuales de esta historia de éxito en el sector del e-commerce o comercio electrónico.

En 2014 facturaron cuatro millones de euros --unos números que se multiplicarán por dos al cierre de las cuentas del último ejercicio, aseguran-- gracias a una base de clientes sólida (más de 50.000 clientes han pasado por la caja de Ulabox en los últimos cuatro años) y notablemente fidelizada (el 90% de los que compran al menos tres veces lo siguen haciendo). 

https://www.economiadigital.es/uploads/s1/36/01/58/ulabox-oficina-60158.jpg?t=1453594642

Por el camino, un proceso largo y laborioso, insiste Gomà. De una tienda de droguería e higiene en la red, pasaron a vender también bebidas y, en 2013, alimentación seca a toda la península e Islas Baleares. Después vino el salto a los productos frescos. Y, el verano pasado, la entrega a domicilio de pescado fresco. Un servicio, este último, circunscrito por ahora al área metropolitana de Barcelona.

Laboratorio de pruebas

La capital catalana ha sido hasta el momento su laboratorio de pruebas. Aquí cuentan con su almacén logístico, ubicado en Mercabarna, y una flota de furgonetas de llamativo color violeta, que facilita la entrega de los pedidos, una de las partes más complejas de la cadena. Si la compra se realiza antes de las 13.00 horas, el repartidor llama a la puerta al día siguiente. Un plazo que se alarga hasta las 48 horas si se pasa por caja a partir del mediodía.

Para cubrir estos costes de distribución, la empresa cobra 6,99€ por pedido. Aunque las grandes compras tienen premio: si se superan los 59€ el envío sale gratis en las ciudades más pobladas. Una opción mayoritaria entre los clientes de Ulabox (el importe medio por pedido está por encima de los cien euros). 

Frescos también en Madrid 

El boom del último año ha dado alas a la dirección de la compañía para dar pasos clave en los próximos meses. El más relevante, la apertura de un segundo centro logístico, esta vez en Madrid, que les permitirá entregar productos frescos, refrigerados y congelados también en la capital de España y su entorno. 

Preguntado por la posibilidad de ampliar el negocio a Portugal u otros territorios próximamente, Jaume Gomà prefiere no dar pistas. Aunque no lo descarta. Algo entendible después de que en junio pasado el grupo luso Sonae (propietario de marcas como Worten o Sportzone) inyectase cinco millones con el fin de acelerar el crecimiento de la empresa.

"Rompiendo moldes"

Sentados en una sala desde la que se ve toda la moderna oficina que ahora ocupan, este joven empresario presume de los mitos que en este tiempo han ido poniendo en cuestión. "Estamos rompiendo moldes", asegura. El principal: la gente compra otras cosas por internet, pero no su comida. Más del 50% de los clientes primerizos mete en su cesta productos frescos, según los datos que aporta la empresa. 

Otra idea extendida: este tipo de compras no se hacen con el móvil. Por encima del 40% de los pedidos que reciben en la web de Ulabox llegan desde dispositivos móviles.  

Promociones y grandes marcas

Entre las muchas diferencias que existen entre esta compañía y los distribuidores tradicionales del gran consumo destaca su política de promociones. Periodos de rebajas, "centradas en los productos frescos y de temporada", más propios de otro tipo de sectores. Algo que no sería posible sin la complicidad de las marcas con las que trabajan. "Nos hemos pasado cinco años trabajando con cada fabricante", explica Gomà.  

Nestlé, GB Foods, Pepsico, Nestlé, Johnson&Johnson... son algunas de las grandes marcas que se pueden encontrar en el carro de esta enorme tienda online, cada vez más parecida, al menos en cuanto a variedad se refiere, a los supermercados de siempre.   
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad