Carlos Torres Vila y Onur Genç, presidente y consejero delegado de BBVA. Imagen: BBVA
stop

El banco gana 2.442 millones hasta junio, un 3,7% menos, gracias a México, que se mantuvo en tablas y equilibró la caída del 24% en Turquía

Madrid, 31 de julio de 2019 (07:44 CET)

México se mantiene como la principal geografía en generación de beneficios para BBVA. No sin sobresaltos, un año después de que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ganara las elecciones, continúa siendo junto a España la economía que sostiene la cuenta de resultados del banco. Hasta junio, BBVA generó la mitad de su beneficio, 1.287 millones, en este país. Con un crecimiento del 0,6%. En el conjunto del semestre el banco ha ganado 2.442 millones, un 3,7% menos. 

Los resultados cumplirían con las estimaciones de los analistas; si bien, como ha sucedido con otras entidades como Caixabank o Banco Sabadell, para la cotización puede ser crítico el escenario futuro que revele.

El mercado también está pendiente este martes por si el banco aporta más datos sobre las investigaciones al respecto de la relación laboral de la entidad con el comisario Villarejo, que ya está generando cambios en el equipo directivo.

En España, el beneficio del banco en los seis primeros meses del año se redujo un 1,2%, a 734 millones. BBVA explica este descenso por la caída de los resultados financieros (ROF) y destaca la evolución durante el segundo trimestre, periodo el que el resultado mejoró un 13%. La mejora se logró gracias a la mejoría de un 5% del margen de intereses combinada con una reducción del 3,5% de los costes.

BBVA continúa sufriendo por la lira turca

La lira turca continuó pasando factura a los resultados de BBVA. De acuerdo con la información remitida por el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) hasta junio, la aportación de resultados cayó un 24%, hasta los 282 millones. La depreciación de la lira estuvo detrás de este peor comportamiento, ya que sin tener en cuenta su retroceso, el beneficio del banco en el país solo habría retrocedido un 2,8%.

En Estados Unidos, la evolución también fue negativa, aunque en esta ocasión la evolución del dólar sí repercutió positivamente en la cuenta de resultados. Así, el beneficio neto se situó en 297 millones de euros en el semestre, lo que supone un descenso del 22,9% (-27,8% en euros constantes) frente a los resultados del primer semestre de 2018. "Esta caída obedece principalmente al aumento de las provisiones crediticias en el periodo", explica el banco en su nota de prensa.

El ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ se situó en el 11,52% a cierre de junio, tras absorber 24 puntos básicos de los impactos regulatorios derivados de la NIIF 16 y de TRIM y situando este nivel dentro de su rango objetivo. El banco espera mantenerlo dentro del rango del 11,5% y el 12%.

BBVA reitera, asimismo, su política de remuneración al accionista con un ‘pay out’ en efectivo de entre el 35% y el 40%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad