Francisco González, ex presidente de BBVA

Francisco González niega a Villarejo tras la imputación de BBVA

stop

La imputación del banco sube la presión sobre la cita de resultados, para la que se espera un beneficio de 1.200 millones en el trimestre

Madrid, 30 de julio de 2019 (18:13 CET)

Hace un año, Carlos Torres, entonces consejero delegado de BBVA, fue el encargado de presentar los resultados semestrales del banco y Francisco González era presidente de la entidad. Doce meses después, ambos han tenido que salir al paso de la imputación del banco por la Audiencia Nacional a raíz de las presuntas escuchas encargadas al comisario Villarejo para frenar el asalto de Sacyr al banco; restando protagonismo a los resultados que el banco presenta este miércoles.

Carlos Torres ha insistido en que la entidad está colaborando con la Justicia. Francisco González, según recogen varias agencias, habría reaccionado a la imputación negando conocer ninguna relación del banco con la empresa del comisario Villarejo y defendiendo que la entidad ha hecho las cosas y que él siempre había actuado conforme a la Ley.

CCOO, sin embargo, ha instado a Torres a romper cualquier tipo de relación con el que fuera su mentor y en un comunicado ha señalado que cree que es el principal culpable de los problemas reputacionales del BBVA.

Este martes, que es cuando se conocieron las declaraciones del ex presidente del segundo banco español, se había publicado que el juez que instruye el caso, Manuel García Castellón, sospechaba que "la cúpula" del BBVA consintió la contratación del excomisario José Villarejo para tareas de información y espionaje, en vista del "beneficio personal y empresarial" que le podían reportar.

El exbanquero niega cualquier conducta ilícita o relación con Villarejo. Así, afirma que durante su presidencia en BBVA se trabajó "bajo unos estrictos estándares de conducta" y se actuó "dentro de la más estricta legalidad para defender los intereses del banco, esto es, de sus profesionales, sus accionistas, sus clientes y los intereses generales de la sociedad".

Además, González destaca que en mayo de 2018, "nada más tener conocimiento a través de lo publicado en un medio de comunicación de la contratación de la empresa Cenyt, vinculada a Villarejo, por BBVA", él mismo impulsó una investigación interna en el banco para identificar cualquier actuación irregular que se hubiera producido, recoge EFE.

Torres, bajo presión de Erdogan, AMLO y Villarejo

Los dos mensajes del presidente y el ex presidente del banco se producen en un contexto de máxima tensión para el banco, que está previsto que presente sus cifras semestrales el 31 de julio. 

No está previsto que Torres se encargue de la presentación de resultados, que delegará en Onur Genç, consejero delegado. El foco mediático estará dividido entre los números del banco, que debería presentar un beneficio trimestral de unos 1.200 millones si no quiere decepcionar al mercado;  y los avances del Caso Villarejo.

Son muchos los frentes que tiene abiertos el banco también a nivel negocio; con dos focos de tensión principales: México y Turquía. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad