Carlos Torres Vila, presidente de BBVA. EFE

BBVA se protege antes del fin del secreto de sumario del caso Cenyt

stop

El banco registra este jueves una nueva actualización de su folletos de emisión, esta vez de derivados, y a la espera de posibles actuaciones de la CNMV

Madrid, 19 de septiembre de 2019 (18:05 CET)

BBVA no parece que quiera pillarse los dedos con los inversores por las implicaciones legales que puedan derivarse del caso Cenyt, evitando así posibles reclamaciones. A menos de un mes de que la entidad tenga que declarar en la Audiencia Nacional por su imputación en el proceso, el banco continúa revisando sus folletos de emisión (acciones, renta fija o derivados) e incluyendo una advertencia sobre las implicaciones que podrían suponer para el banco su imputación por el caso Villarejo.

Este jueves le ha tocado el turno a su folleto de emisión de warrants. De acuerdo con la información disponible en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad ha registrado una nueva ampliación, en la que incluye información sobre los riesgos a los que se enfrenta. Como ha sucedido en las previas (ya ha actualizado su folleto de renta fija en dos ocasiones tras la imputación y su información legal registrada en Estados Unidos). En agosto, fue la primera vez que advirtió a los inversores en los riesgos derivados de la imputación judicial a la que se enfrentaba.

En concreto, en la actualización del folleto de emisión de warrants registrado el 19 de septiembre en la CNMV, y con fecha de tres días antes, BBVA explica su situación legal y que son varios los directivos del banco que están siendo investigados. "Determinados directivos, consejeros y empleados del Grupo tanto actuales como de una etapa anterior también están siendo investigados en relación con este caso", apunta. El ex jefe de seguridad del banco durante la etapa de Francisco González, Julio Corrochano, y el ex consejero delegado del banco, Ángel Cano, son algunos de esos nombres propios.

Asimismo, recoge la misma argumentación que ya presentó a sus inversores de renta fija estadounidenses; la colaboración que está llevando a cabo el banco y la falta de visibilidad sobre las implicaciones a las que se expone. "El citado procedimiento penal se encuentra en un momento incipiente dentro de la fase de instrucción y bajo secreto de sumario, por lo que no es posible predecir en este momento el ámbito o duración de dicho procedimiento ni todos sus posibles resultados o implicaciones para el Grupo, incluyendo multas y daños o perjuicios a la reputación del Grupo por estas actuaciones", señala.

Referencia al secreto de sumario

Estas actualizaciones, sin embargo, podrían no ser las últimas. Concretamente, el banco presidido por Carlos Torres, se refiere a la falta de capacidad para valorar el impacto porque el proceso se encuentra bajo el secreto de sumario. Este reconocimiento hace pensar que la entidad podría tener que hacer una nueva revisión cuando se levante. Sebastián Albella, presidente de la CNMV así lo dejó entrever este miércoles durante su intervención en el Congreso; señalando que valoraría si daba algún paso cuando se conociera el contenido de las investigaciones. 

Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), también señaló que la institución esperaba a la evolución de la Justicia.

Se ha especulado con la posibilidad de que la Audiencia Nacional levante el secreto de sumario a lo largo del mes de septiembre. BBVA está citado a declarar el próximo 10 de octubre, por lo que ya podría conocer el contenido de las investigaciones si se cumplen las estimaciones. Varios de los investigados que ya se han presentado ante el juez se han acogido a su derecho a no declarar justo porque las investigaciones se encontraban bajo secreto de sumario.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad