¿De qué cajeros puedo sacar dinero gratis? 

stop

Hace un mes que se regularon las comisiones de los cajeros, pero muchas personas no saben de cuáles se puede sacar dinero gratis, o que se preguntan si pueden utilizar las terminales de su banco sin coste. 

Extracción en un cajero automático.

Barcelona, 23 de enero de 2016 (19:15 CET)

Hasta mayo de 2015, cuando se intentaba sacar dinero a débito en un cajero que no pertenecía a un banco que no fuera el propio, la entidad propietaria del terminal cobraba una comisión de unos 65 céntimos al banco emisor de la tarjeta, y éste último decidía si la repercutía o no al usuario. A pesar de que la comisión era relativamente baja, los bancos solían engrosarla y al final el cliente podía acabar pagando entre un 3 y un 4,5 % sobre el saldo dispuesto, con un mínimo de unos 3 o 4 euros.

Fue en ese mes cuando CaixaBank decidió dejar de trasladarle la comisión al banco emisor de la tarjeta y cobrarle al usuario directamente una comisión de 2 euros. El problema vino cuando algunos clientes vieron que se les cobraba dos veces por el mismo servicio: por un lado, CaixaBank les cargaba 2 euros en el momento de la operación y, por el otro, su banco les seguía cobrando un tanto por ciento a pesar de que ya no tenían que asumir ningún coste.

Para evitar esta situación, el Gobierno redactó un real decreto con el objetivo de regular la situación y evitar que un cliente tuviese que pagar dos veces por sacar dinero.

¿Qué dice la ley sobre las comisiones?

En líneas generales, la normativa señala que el propietario del cajero será quien fije la comisión por su uso con una tarjeta de otra entidad, pero no podrá cobrársela directamente al no cliente, sino que tendrá que trasladársela a su banco.

El emisor de la tarjeta tendrá libertad para decidir si le repercute al cliente la comisión, como están haciendo la mayoría de los bancos, o si opta por asumirla, como hacen ING Direct, EVO Banco o Banco Mediolanum. Eso sí, el banco emisor de la tarjeta no podrá engrosar el cargo por sacar a débito en otra entidad.

Entonces, ¿de qué cajeros puedo sacar dinero gratis?

Se puede retirar dinero sin coste de los cajeros que pertenecen a nuestro banco. Eso no ha cambiado. A partir de ahí, dependerá de cada entidad, de los acuerdos que haya alcanzado con el resto de los bancos y de si asume total o parcialmente las comisiones o las repercute al cliente.

Por ejemplo, un cliente de Banco Santander podrá sacar dinero gratis en los cajeros del propio Santander, mientras que si acude a un terminal de CaixaBank, Unicaja o Liberbank tendrá que pagar 2 euros, o 1,87 si visita un cajero de BBVA, o 0,98 euros si acude a uno de Bankia.

En tanto, un cliente de Bankinter podrá sacar dinero gratis de los cajeros de la propia entidad y de los terminales del Grupo Banco Popular, Laboral Kutxa, Cajamar, las cajas rurales y Deutsche Bank. Y un titular de la Cuenta Inteligente EVO podrá retirar efectivo de todos los cajeros de España gratis, pero cumpliendo ciertas condiciones.

Para saber de qué terminales podremos sacar dinero gratis, se sugiere consultar la guía gratuita sobre cajeros del comparador HelpMyCash.com. Esta permite saber de cuáles tendremos la opción de disponer de efectivo a débito sin coste durante 2016, dependiendo de cuál sea el banco elegido, y cuánto se pagaría en cada entidad por usar sus dispositivos.

¿Se pierde o se gana?

Depende. La parte positiva es que ahora las comisiones en cajeros están sujetas a una mayor regulación y los bancos emisores de los plásticos ya no pueden engrosar los cargos, por lo que se evitarán casos en los que por sacar 20 euros el cliente acabe pagando otros 4, ya que ahora la comisión máxima que han impuesto los bancos es de dos euros.

Sin embargo, al haber aumentado la comisión que cobra el propietario del cajero al emisor de la tarjeta (en algunos casos se ha triplicado), ahora son menos los bancos que optan por asumir el coste y ofrecer a sus clientes la posibilidad de sacar de muchos cajeros gratis.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad