Dos Santos frena otra vez a Fainé en Portugal

stop

GUERRA ENTRE ACCIONISTAS

Redacción

El presidente de Caixabank, Isidro Fainé (imagen izquierda), y la empresaria e hija del presidente de Angola Isabel dos Santos (derecha)
El presidente de Caixabank, Isidro Fainé (imagen izquierda), y la empresaria e hija del presidente de Angola Isabel dos Santos (derecha)

en Barcelona, 17 de junio de 2015 (16:51 CET)

Los accionistas de Banco Portugués de Investimento (BPI) se alejaron este miércoles de Caixabank. Los dueños de la entidad lusa se pusieron del lado de la hija del presidente de Angola, Isabel Dos Santos, y frenaron las pretensiones de Isidro Fainé de tomar el control de la cuarta entidad del país.

Es la segunda ocasión en que Dos Santos torpedea las intenciones del banquero catalán. La empresaria angoleña que controla la segunda fortuna de África posee el 18,6% de las acciones de BPI y apuesta por convertirse en la primera accionista de la entidad con la fusión de BPI con el primer banco del país, BCP (del que posee el 20%).

Manifestó en su momento que los 1,329 euros ofrecidos por Caixabank en la OPA (una cifra ligeramente por debajo de su cotización actual y lejos de los 2,26 euros en que fue valorada por los administradores del banco luso) le parecía un precio bajo.

Eliminar la limitación de los derechos de voto

La entidad española tiene el 44% del capital de BPI, pero, aunque sumara el 7% que le falta para tomar el control accionarial, no lo podría ejercer como tal al existir en los estatutos una limitación de los derechos de voto en el 20%. Eliminar esta cláusula era condición indispensable para  proseguir con la OPA y se ha rechazado este miércoles.

En un comunicado al regulador bursátil luso, la entidad financiera informó de que el cambio de estatutos sólo recibió el apoyo del 52,45% de los votos en la asamblea general, cuando necesitaba del 75% para hacerse efectiva.

BPI insiste en mantener la OPA

El presidente de BPI, Fernando Ulrich, aseguró que la OPA de Caixabank seguía "en pie" tras el torpedo en su línea de flotación. Tras la junta, manifestó que el contratiempo "no crea ninguna preocupación entre los gestores del banco". "En la asamblea no se trató la oferta, sino la alteración de los estatutos", detalló.

El banco capitaneado por Fainé no se pronunció sobre el nuevo varapalo en Portugal. El consejo de la entidad se reunirá de forma ordinaria este jueves y es allí donde se espera que analice el impacto de la votación.

Las opciones para hacerse con el control de la entidad han disminuido, pero la cúpula de BPI insiste en que aún hay partido. La otra opción que tienen sobre la mesa es la posible fusión con BCP, y no parece que esta sea su alternativa preferida.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad