Fainé mantiene su oferta por BPI sin cambiar una coma

stop

OFERTA DE 1,329 EUROS POR TÍTULO

Redacción

El presidente de Caixabank, Isidro Fainé (imagen izquierda), y la empresaria e hija del presidente de Angola Isabel dos Santos (derecha)
El presidente de Caixabank, Isidro Fainé (imagen izquierda), y la empresaria e hija del presidente de Angola Isabel dos Santos (derecha)

en Barcelona, 06 de marzo de 2015 (09:49 CET)

Caixabank no pondrá ni un euro más para hacerse con el control del cuarto banco luso, Banco Portugués de Investimento (BPI). Así lo avisó el consejero delegado de la entidad española, Gonzalo Gortázar, el martes desde Londres ante inversores y lo ha confirmado en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

"Caixabank, siempre con el máximo respeto a todas las opiniones de los accionistas de BPI y de su Consejo de Administración, considera que el precio de su oferta es adecuado y que su proyecto es beneficioso para BPI y sus accionistas", afirma en el documento remitido al regulador. 

Pugna de Dos Santos 

El presidente, Isidro Fainé, acepta el pulso del segundo accionista de BPI, la hija del presidente de Angola, Isabel dos Santos. Su participación del 18,6% a través de la instrumental Santoro Financial se sitúa por detrás de Caixabank, que es propietaria del 44,1% del grupo. 

Dos Santos presionó al consejo de administración del grupo luso este jueves para que rechazara sorpresivamente por mayoría la oferta pública de adquisición (opa) que lanzó Fainé a mediados de febrero. La cúpula directiva de BPI indicaba en su comunicado al regulador de los mercados portugués que esta posición cambiaría se modificaran "las actuales circunstancias o son cambiados los términos de la oferta". 

Incremento del precio 

Los dirigentes de BPI quieren más. Piden una recompensa pro sus títulos que supere los 1,329 euros que Caixabank puso sobre la mesa y que supone una prima del 27% respecto al precio de la acción el día antes de lanzar la operación; del 46% de media por encima de la cotización del último mes, y del 21% más que la media de los últimos tres meses.

Fainé no tira la toalla y mantiene la "voluntad y la obligación de continuar la oferta hasta su finalización". Eso si, alerta de que Caixabank "valorará su resultado y la situación de BPI con la intención de contribuir a encontrar las mejores alternativas para BPI y sus accionistas".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad