Una sucursal de Unicredit en Eslovaquia. El banco italiano podría fusionarse con el francés Socgen. Foto: CC0/Wikicommons

El BCE ya tiene la fusión bancaria con la que siempre ha soñado

stop

Unicredit estudia la posibilidad de una fusión con Société Générale, una operación por la que el BCE viene reclamando hace años

Economía Digital

Una sucursal de Unicredit en Eslovaquia. El banco italiano podría fusionarse con el francés Socgen. Foto: CC0/Wikicommons

Barcelona, 09 de junio de 2018 (12:46 CET)

Al Banco Central Europeo se le podría cumplir el sueño de una fusión bancaria, pues toman fuerza las posibilidades de que el banco italiano Unicredit firme una vinculación a la entidad financiera francesa Société Générale (Socgen).

Después de que el banco francés rechazara que hubiese negociaciones sobre la mesa, y de que la empresa italiana se negara a comentar al respecto, Financial Times informó de que la idea no sienta mal en Unicredit, según fuentes cercanas citadas en el artículo.

La fusión supondría una de las mayores convergencias transfronterias en la eurozona, algo que el BCE viene reclamando desde hace años al considerar que los bancos europeos aún son pequeños.

El consejero delegado de Unicredit valora una fusión con Socgen desde hace meses

El Financial Times señala que aún no ha habido ningún acercamiento formal entre las entidades, pero apunta a que el consejero delegado de Unicredit y otrora directivo de Socgen, Jean Pierre Mustier, ha valorado la idea durante varios meses.

Mustier llegó al banco italiano en el verano de 2016 y desde entonces las acciones han subido un 27%. Su salida de Socgen sucedió después de un escándalo protagonizado por uno de sus subordinados, el trader Jérôme Kerviel.

Para el ejecutivo de Unicredit, una fusión transfronteriza es la clave para el crecimiento del banco. La posibilidad de que la operación prospere provocó que las acciones de ambos bancos repuntaran en sus respectivas bolsas.

Mustier cree que son necesarios bancos paneuropeos más grandes

En la conferencia de IIF en Bruselas el mes anterior, Mustier dijo que el bloque necesita bancos paneuropeos más grandes para financiar la demanda de crédito y el financiamiento de capital.

Las fuentes consultadas por el rotativo señalaron que todo corre de forma preliminar y que la situación política italiana retrasó el calendario unos 18 meses con respecto al plan original.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad