El déficit público cae al 2,19% en mayo y el del Estado al 2,13% hasta junio

stop

SUBE UN 7% LA RECAUDACIÓN POR IVA

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda

en Madrid, 28 de julio de 2015 (13:53 CET)

El déficit consolidado de la Administración Central, las comunidades autónomas y la Seguridad Social se situó en 24.011 millones de euros hasta mayo, cifra equivalente al 2,19% del PIB, inferior en 0,15 puntos porcentuales a la registrada un mes antes, mientras que el Estado registró un déficit de 23.445 millones hasta junio, el 2,13% del PIB, también inferior en 0,38 puntos porcentuales a la cifra del mismo periodo del año anterior.

De acuerdo con los datos publicados este martes por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, en los cinco primeros meses del año la Administración Central redujo su déficit un 7,3%, hasta los 22.219 millones de euros, lo que supone el 2,02% del PIB, por debajo del 2,27% hasta mayo.

Recorte déficit de las CCAA

Por su parte, las comunidades autónomas recortaron su déficit un 14,5% interanual hasta mayo, con 5.309 millones de euros, lo que equivale al 0,48% del PIB, 0,11 puntos porcentuales menos que el déficit registrado en el mismo periodo de 2014.

En el primer semestre, los recursos no financieros del Estado ascienden a 82.735 millones, con un crecimiento interanual del 2,7%. Este resultado se debe a la favorable evolución de los ingresos impositivos que aumentan un 5,8% en el periodo enero-junio hasta un total de 72.725 millones, reflejando la mejora de la actividad económica y del empleo en los primeros meses de 2015.

Mejora la recaudación

Los impuestos sobre la producción y las importaciones crecen un 6,2% en los primeros seis meses, principalmente por el gran dinamismo del IVA, que registra un crecimiento del 7% interanual. También crecen significativamente los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio, que incluyen los ingresos por IRPF e Impuesto sobre Sociedades, con un incremento del 5,2% pese a incorporar la rebaja de impuestos de la reforma fiscal.

El aumento de los recursos impositivos compensa los descensos registrados en las rentas de la propiedad que disminuyen un 42,9% en la primera mitad del año, debido a dos factores: la caída de dividendos del 31,7%, por el descenso de los correspondientes al Banco de España, y los menores ingresos por intereses, que disminuyen un 51,2%.

Intereses

El descenso de intereses se debe a que en 2015 se ha fijado un tipo de interés del 0% para todos los préstamos que tuviesen las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales con cargo a los mecanismos extraordinarios de financiación, mientras que en el primer semestre de 2014 los intereses devengados del Fondo de Liquidez Autonómica y Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores ascendieron a 1.170 millones.

Finalmente, el aumento de transferencias entre Administraciones Públicas asciende al 23,5%, debido en gran parte a las transferencias de la Jefatura de Tráfico y de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios por importes de 376 millones y 230 millones, respectivamente, sin correspondencia en 2014.

Estas transferencias se han realizado en aplicación de una medida CORA, por la cual se ceden los excedentes de tesorería al Tesoro, minorándose así las necesidades de financiación en los mercados financieros.

Los empleos no financieros del Estado han sido 106.180 millones, un 0,9% menos que en el primer semestre de 2014. A efectos de una comparación homogénea entre ambos periodos, hay que señalar que en los empleos de 2015 se incluyen dos operaciones sin correspondencia en el primer semestre del año anterior: el extracoste por la producción de energía eléctrica en los territorios no peninsulares y la devolución del 25% de la paga extra de 2012. Descontando ambas operaciones, en términos homogéneos, los empleos caerían un 1,4% hasta junio.

Transferencias corrientes

Las transferencias corrientes entre Administraciones Públicas, que son la partida de mayor volumen representando el 55% de los gastos, disminuyen casi un 3,4% interanual. Esto se debe fundamentalmente al descenso de las transferencias a los Fondos de la Seguridad Social que caen un 22,5% por el descenso del 40,7% de las destinadas al Servicio Público de Empleo Estatal, reflejando así la buena evolución del mercado laboral.

En sentido contrario, aumentan las transferencias a los organismos de la Administración Central, así como las transferencias a las Comunidades Autónomas y a las Corporaciones locales que registran una tasa de aumento del 3,8% y 6,1%, respectivamente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad