El euríbor cae a mínimos históricos pero no bajará las hipotecas. Foto: Pxhere

El euríbor cae a mínimos históricos pero no bajará las hipotecas

stop

El índice hipotecario de referencia cae a su nivel más bajo en agosto pero no influirá en las revisiones de créditos

Barcelona, 28 de agosto de 2020 (09:01 CET)

Millones de hipotecados viven pendientes del euríbor al menos una vez al año, cuando les toca revisión del crédito que firmaron para pagar su piso o casa. A los que les toque ahora, con referencia al euríbor de agosto, lo mirarán con una sonrisa al verlo en mínimos históricos, pero esa es la noticia buena. Hay otra mala: pese a ello, a penas influirá en las cuotas de su hipoteca porque hace un año el índice cerró en los mismos niveles.

A falta de dos días para el cierre de agosto, este viernes 28 y el lunes 31, el índice hipotecario de referencia se sitúa en una media mensual de -0,356%. Se trata del tercer mes consecutivo a la baja, después de que en mayo pareciera asomarse al 0. La bajada no ha parado y agosto empezó con tasas diarias del -0,336% y alcanzó cotas del -0,377%, por lo que el euríbor podría cerrar el mes incluso por debajo de la media a día de hoy.

Tanto si cierra agosto en el -0,356% o por debajo, será el mínimo histórico mensual. La paradoja es que no bajará las hipotecas o, si lo hace, a penas se notará. La explicación es que la gran mayoría de los préstamos para la compra de una vivienda a tipo variable que usan el euríbor tienen revisión anual. Es decir, se revisan cada año el mismo mes con referencia al cierre del índice del mes anterior.

Por ello, para calcular lo que varía la cuota de la hipoteca del piso hay que comparar el nuevo euríbor con el del mismo mes del año anterior. Si es más bajo que hace un año, pagaremos menos durante los próximos 12 meses, pero si ha subido, pagaremos más. Ese es el quid de la cuestión.

El euríbor encadena dos mínimos históricos en agosto

El -0,356% de media de este mes es el mínimo histórico, pero empatado con agosto del año pasado, cuando cerró en la misma cifra tras seis meses bajando. En septiembre repuntó y quedó esa tasa como récord negativo, si bien este mes o se igualará o se superará.

El resultado de esta coincidencia, que el mínimo histórico del euríbor coincida dos años consecutivos en agosto, será que pese a vivir en las tasas más bajas, las hipotecas no se moverán. Si finalmente las tasas diarias de las dos últimas sesiones del mes logran rebajar la media en un punto básico, sí que afectarán a los créditos para la compra de una casa, pero el impacto será mínimo, de céntimos en la cuota.

La buena noticia para las familias a las que ahora les toca revisión de la hipoteca es que al menos no les subirá. Teniendo en cuenta que hace un año gozaron de una buena bajada y que ahora luchaban contra un mínimo histórico, tampoco es una mala noticia. De hecho, las hipotecas llevan cuatro meses subiendo pues el euríbor de abril a julio ha sido más alto que en los mismos meses de 2019.

Una pequeña buena noticia para los bancos

Otra buena noticia, en este caso no directamente para la gente que está pagando su vivienda, es que los bancos tienen un leve respiro. Los tipos de interés congelados durante años, el euríbor en mínimos desde febrero de 2016 y ahora la crisis del coronavirus ha hundido sus márgenes y sus resultados.

En medio de esta depresión, que los intereses suban un poco o al menos no bajen es un poco de oxígeno para Caixabank, Banco Santander, BBVA, Bankia y el resto de entidades. Y eso que muchas de ellas, como Banc Sabadell, apostaron por las hipotecas a tipo fijo para cubrirse de los vaivenes del euríbor. Pero aun así, las hipotecas variables siguen siendo mayoría.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad