El Gobierno solo quiere tomar 40.000 millones del rescate bancario

stop

EXAMEN A LA BANCA

La expectación fue máxima para conocer el informe de Oliver Wyman

28 de septiembre de 2012 (21:48 CET)

El Gobierno prevé que solo tendrá que tomar prestados 40.000 millones de euros del rescate a los bancos españoles. Del total de 100.000 millones de la línea de crédito puesta a disposición por el fondo de rescate europeo, Economía considera que solo tiene que pedir 40.000 millones para cumplir con las necesidades de capital. El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha explicado que espera que las entidades bancarias con necesidades de capital obtengan un tercio del total de los 59.300 millones de euros por sus propios mecanismos.

La consultora Oliver Wyman ha precisado que siete grupos bancarios (Bankia, CatalunyaBank, Novagalicia, Banco de Valencia, Banco Mare Nostrum, Banco Popular-Pastor y Libercaja) necesitan 59.300 millones de euros para sanear sus debilitadas cuentas.

Estas compañías tendrán que presentar ahora un plan de recapitalización en los próximos días en el que explicarán que medidas van a adoptar para reducir las necesidades que tienen. Para ello, los bancos podrán vender activos, sobre todo participaciones industriales, captar capital de manera privada en los mercados, transmitir los activos inmobiliarios dudosos al banco malo y asumir pérdidas por los tenedores de créditos subordinados.

Por grupos

Cuando el Ejecutivo y el Banco de España tengan sobre la mesa los planes de recapitalización se pondrá en marcha el proceso de categorización de las entidades. Ya hay siete compañías en el grupo cero (Santander, BBVA, Caixabank, Kutxabank, Sabadell, Bankinter y Unicaja) que poseen capital suficiente para sobrevivir en el peor de los escenarios.

El grupo 1 estará formado por los bancos nacionalizados, según el memorándum de entendimiento que propuso la Unión Europea. Bankia (24.743 millones), CatalunyaBank (10.825), Novagalicia (7.176) y Banco de Valencia (3.462 millones) cubren el 86% de las necesidades.

En el grupo 2 y 3 es donde entrarán Popular-Pastor, Liberbank-Ibercaja-Caja3 y BMN. Las que puedan adquirir capital suficiente para estar por debajo del 2% de los activos ponderados de riesgo entrará en el grupo 2 y los que se queden por encima de ese porcentaje en el 3. En todo caso, si alguna confía en poder cubrir todas las necesidades pasaría directamente al cero.

Primero, el Frob

Las entidades que están en el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), es decir, los cuatro bancos nacionalizados serán los primeros en recibir la ayuda. Jiménez Latorre cree que será a partir de noviembre cuando puedan recibir su parte del rescate. En el caso del Grupo 2,la inyección está prevista para el mes de diciembre.

Aunque reciban ese dinero, los bancos que se acojan finalmente a la ayuda tendrán que cumplir religiosamente con su plan de recapitalización. Para ello tendrán seis meses, de enero a junio de 2013.

Subastas

El Frob tiene previsto reiniciar el proceso de subasta de CatalunyaBank y Banco de Valencia lo antes posible. El subgobernador del Banco de España y presidente del fondo, Fernando Restoy, aseguró que se reanudarán en los próximos meses.

Para ello, tendrán que adelgazar todo lo posible el volumen de créditos dudosos. “El Gobierno y el Banco de España quieren vender las entidades en cuanto sea posible. Elegir el momento oportuno no es fácil, pero en estas dos entidades el proceso se reanudará en los próximos meses”, aseguró Restoy.

Fusiones


Estas necesidades de capital influyen en algún proceso de fusión que está en ciernes como el de Liberbank con Ibercaja y Caja3. El Banco de España espera que este proceso siga su curso y afecte lo menos posible a la recapitalización de las entidades.

También ha hablado Fernado Restoy sobre la posibilidad de que se liquide alguna de las compañías con necesidad de capital. “En el caso de que se llegue a ese punto lo que se hará es vender los activos de manera ordenada, lo que se llama una resolución operada”, afirmó.

‘Banco malo’

La puesta en marcha del denominado banco malo se realizará la próxima semana. Según el plan de reestructuración del Gobierno, esta sociedad de gestión de activos será fundamental para que las entidades se deshagan de créditos al promotor.

Jiménez Latorre solo ha podido precisar que será la próxima semana cuando se conozcan realmente los activos que irán destinados allí y el funcionamiento del mismo.

Reacciones positivas

Tanto el Gobierno como el Frob y las entidades financieras auditadas creen que el ejercicio de transparencia realizado ha resultado positivo y en línea con lo esperado. “Ya tenemos los problemas identificados” ha dicho Jiménez Latorre.

El presidente del Frob y el secretario de Estado han destacado el rigor con el que Oliver Wyman ha realizado el informe, con el apoyo de las cuatro grandes auditoras (KPMG, Deloitte, Ernst & Young y PwC), seis sociedades de tasación y los 14 grupos bancarios.

Adiós a los problemas

Por ello, aseguran también que con este proceso de reestructuración se pondrá fin a la problemática del sistema financiero español. “El sistema estará holgadamente capitalizado, estará profundamente saneado y será significativamente más eficiente”, ha dicho Restoy.

Por su parte, las entidades se han mostrado satisfechas con los resultados obtenidos en el informe. Algunas como Popular-Pastor aseguran que no van a necesitar capital, pero en general todas las firmas auditadas han reconocido que el informe ha sido como lo esperaban.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad