La caída de la economía en el primer trimestre solo refleja quince días de estado de alarma. EFE

El INE confirma el desplome histórico de un 5,2% del PIB hasta marzo

stop

La contracción durante el segundo trimestre se anticipa más fuerte, de entre un 16 y un 21,8%. Respecto a 2019, el descenso es del 4.1%

Economía Digital

La caída de la economía en el primer trimestre solo refleja quince días de estado de alarma. EFE

Madrid, 30 de junio de 2020 (10:13 CET)

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado la fuerte contracción de la economía del primer trimestre adelantada hace unos meses. Así, el PIB se contrajo un 5,2% respecto al último trimestre de 2019, recogiendo los primeros efectos de la Covid-19, ya que solo refleja el impacto de los primeros quince días del estado de alarma.

El golpe durante el segundo trimestre será mucho más significativo y llegará al 16-21,8%, de acuerdo con las estimaciones publicadas hace unos días por el Banco de España y adelantadas por el gobernador, Pablo Hernández de Cos, durante su intervención en la Comisión para la Reconstrucción. En tasa interanual, la caída fue de un 4,1%. 

De acuerdo con el INE, todos los principales indicadores del PIB mostraron debilidad. En concreto, el consumo de los hogares se redujo un 6,6%, en tanto que la inversión se contrajo un 5,7%, arrastrada por la reducción de la inversión empresarial, que alcanzó el 8%. 

Uno de los indicadores que sí aumentó fue el gasto público que se incrementó un 1,8%. De acuerdo con EFE, fue su mayor incremento desde el primer trimestre de 2008. Previsiblemente, este línea también debería continuar aumentando en el segundo trimestre. Las exportaciones también se vieron golpeadas con un descenso del 8,2%

La destrucción de empleo se cuantifica

Respecto a hace un año, según avanza esta agencia, se han destruido 102.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, en tanto que la productividad por puesto de trabajo equivalente bajó un 3,5%. La remuneración de los asalariados creció un 2,6% interanual, mientras que el excedente bruto de explotación (asimilable al margen empresarial) cayó un 8,1%. Esta subida de la renta de los asalariados es consecuencia del aumento del 0,8 % anual del número de asalariados, 1,7 puntos inferior al del trimestre precedente, y de que la remuneración media por asalariado creció un 1,8%, frente al 1,9% del cuarto trimestre.

En cuanto a las horas trabajadas, cayeron un 4,2% interanual, con mayor incidencia en la agricultura (9,9%), la construcción (9,8%), las actividades artísticas, recreativas y otros servicios (8,2%), las inmobiliarias (6,9%), comercio, el transporte y la hostelería (6,5%) y la industria manufacturera (3,1%).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad