El Popular firma el ERE de casi 2.600 trabajadores

stop

El banco acordó las condiciones con los sindicatos. La mayoría son prejubilaciones, y con las bajas voluntarias, se espera que no se sean necesarios los despidos forzosos

Ángel Ron, presidente del Banco Popular

Barcelona, 05 de noviembre de 2016 (14:51 CET)

Tras lograr un acuerdo con los sindicatos a última hora del viernes, el Banco Popular pone la firma al ERE de 2.592 trabajadores, unos 300 menos de los 2.900 que pensaba prescindir en un primer momento.

El acuerdo estipula que la mayoría de los empleados, unos 2.000, se irán por el camino de las prejubilaciones. El grupo de trabajadores de 59 a 65 años cobrarán el 75% del salario bruto anual, y si se tiene en cuenta que los primeros 180.000 euros están exentos de tributar, al empleado le quedarían un 90% de masa salarial neta.

La franja siguiente, de los trabajadores de 58 años, recibirán el 78% de su sueldo, y los que tienen entre 55 y 57 años obtendrán el 65% de lo que venían cobrando.

Por otra parte hay un cupo de 200 pre excedencias (que hasta la semana pasada eran 125) por tres años, con una garantía de que se respetará la antigüedad laboral en caso de retorno. Los que opten por esta vía tendrán derecho a cobrar 14.000 euros en 14 pagas, con un plus de 1.000 euros para los gastos médicos.

Las bajas voluntarias cubren el cupo restante

Luego se encuentran alrededor de 300 trabajadores que se acogen a un plan de bajas indemnizadas voluntarias. Es un grupo de empleados de 50 a 54 años a los que se les pagará 35 días por año trabajado, con un tope de 110.000 euros.

Es el mismo monto para los empleados de 45 a 49 años, pero tienen el límite de 28 mensualidades, y los menores de esa edad cuentan con un tope de 24 mensualidades. Al margen de estos pagos, también recibirán un plus de 10.000 a 25.000 euros por 'voluntariedad', y un pago extra de 500 euros por cada año trabajado.

Y por último quedan 92 bajas que serán causadas por renuncias, fallecimientos o despidos disciplinarios.

Este ERE culminará a fines de diciembre, y CCOO –el sindicato de mayor peso en el banco- espera que de esta manera se eviten los despidos forzosos en el banco que preside Ángel Ron.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad