El presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu. EFE/Emilio Naranjo

El Sabadell dejará en mínimos su autocartera para pagar dividendo

stop

El banco presidido por Josep Oliu destinará más de un 80% del capital propio que controla para retribuir a sus accionistas

Madrid, 18 de diciembre de 2019 (18:33 CET)

El Banco Sabadell dejará su autocartera en niveles muy cercanos a cero para afrontar el pago de dividendo en especie anunciado el pasado mes de octubre. De acuerdo con la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el banco abonará un título de autocartera por cada 66,2036 acciones (los picos serán pagados en efectivo). Esto significa que repartirá entre sus accionistas títulos equivalentes a un 1,51% de su capital o a un 80% de la autocartera que actualmente controla.

De acuerdo con la información disponible en la CNMV, a día de hoy Banco Sabadell controla un 1,882% de su propio capital, aunque de manera directa sólamente el 1,702% (el resto lo tendría a través de derivados). Solo teniendo en cuenta las acciones que ostenta de forma directa, el pago de dividendo supondrá utilizar un 89% de los títulos propios que ostenta. "Las acciones se entregarán a partir del 24 de diciembre", apunta el banco presidido por Josep Oliu en un comunicado.

Para tener derecho al cobro de los títulos, habrá que ser accionista de Banco Sabadell como máximo al cierre de la sesión del 19 de diciembre.

Banco Sabadell refuerza capital con la operación

Durante la presentación de resultados del tercer trimestre, Banco Sabadell explicó que había tomado la decisión de prescindir del pago en efectivo en este abono, entre otras razones, para reforzar su ratio de capital. La entidad financiera elevó sus objetivos de solvencia para este ejercicio, adelantando que cerraría el ejercicio, en términos pro forma (que incluye operaciones pendientes de cierre), con una ratio CET 1 Fully Loaded del 11,8%. 

Las acciones de autocartera se descuentan del capital de los bancos, por lo que el abono de este dividendo antes de que cierre el año permitirá al banco reforzar este parámetro tanto por la vía de la reducción de su reserva de acciones propias, como porque no tendrá que afrontar ninguna salida de caja en efectivo. No obstante, y aunque Banco Sabadell defendió que el valor de los acciones que reparte son como efectivo (no diluyen a los accionistas porque ya están en circulación), este movimiento supone un cambio en su plan estratégico. El banco contemplaba el pago en efectivo de retribuciones.

En los últimos meses los supervisores están pidiendo de forma constante que los bancos retengan capital para reforzar su solvencia. Banco Sabadell parece que está siguiendo su recomendación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad