El 'último grito' en medidas anticrisis: Suecia aplica tipos negativos

stop

Tasas de facilidad de depósito negativas para reactivar el crédito

06 de julio de 2009 (15:23 CET)

Suecia ha dado un paso más dentro de las medidas poco convencionales que la crisis está obligando a asumir a algunos gobiernos. El Banco Central de Suecia (Riksbank) ha ido así un poco más allá y ha situado la facilidad de depósito -lo que se paga por depositar el dinero en el banco- en tasas negativas, con el objetivo de combatir la deflación y reactivar el mercado crediticio. 

El Risbank ha tomado esta decisión al considerar que Suecia requiere "algo más de política monetaria expansiva", lo que le ha llevado a bajar la tasa de depósito del 0,25% al –0,25%, un hecho inédito que implica que los bancos tendrán que pagar por depositar su dinero en la autoridad monetaria. 

Se trata de un nuevo intento por reactivar el mercado interbancario, tal y como informa LibertadDigital, que se halla congelado desde el estallido de la crisis subprime en 2007. Un tipo negativo desincentiva que los bancos suecos acudan al banco central para guardar sus depósitos, lo que les obliga a prestarse dinero entre ellos, lo que se conoce como el mercado interbancario. 

Dado que para depositar el dinero en el Risbank deberán pagar, los bancos se verán forzados a realizar sus depósitos en otros bancos, lo que les permitirá reforzar su capital y soportar en mejores condiciones la crisis financiera. Si los bancos consiguen recapitalizarse, podrán reactivar el mercado crediticio. 

La crisis económica según Suecia
La economía sueca se contraerá un 5,4% en 2009 y crecerá un 1,4% en 2010, según los datos del Risbank. La crisis no sólo ha golpeado bruscamente las exportaciones del país sino que su sistema financiero se ha visto muy dañado debido a su exposición a los países del Este de Europa. El mantenimiento de su propia moneda no ha hecho sino agravar la situación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad