La abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete. EFE

La abogada en Nóos de Manos Limpias era una de las folloneras que reventaba las juntas de BBVA

stop

El ex director de comunicación del banco asegura que tras romper los contratos que mantenía con Ausbanc, miembros de la asociación acudieron a las juntas de accionistas para reventarlas

Madrid, 14 de junio de 2016 (16:43 CET)

La abogada de Manos Limpias en el juicio del caso Nóos, Virginia López Negrete, participó junto al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, y otros miembros de la asociación en una "actuación concertada" para presionar a BBVA en sus juntas de accionistas. Dos de los directores de comunicación del banco, Javier Ayuso e Ignacio Moliner, han testificado este martes ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

Fuentes jurídicas informan de que López Negrete, que representa a la única acusación popular en el juicio contra la infanta Cristina por dos delitos fiscales y reclama ocho años de cárcel, acompañó a Pineda a las juntas de la entidad. En concreto, López Negrete abordó en las reuniones de accionistas la vinculación del jefe de responsabilidad y reputación corporativa de BBVA, Antonio Ballabriga, con el caso Nóos.

La abogada intentó, sin éxito, en dos ocasiones que el juez José Castro lo imputara alegando que, antes de recalar en el banco, fue directivo del instituto y director del proyecto de juegos europeos. BBVA aportará al juez las actas de las reuniones. El banco de Francisco González está personado en la causa que investiga si Ausbanc llevó a cabo, en coordinación con Manos Limpias.

Esas prácticas fueron "cuanto menos intimidatorias" contra las entidades financieras para que pagasen "cuantiosas" aportaciones económicas a cambio de no dirigir contra ellas "campañas de desprestigio" o acciones judiciales. Fuentes fiscales concretan que investigan estos vínculos de López Negrete con Pineda para comprobar si sus lazos con la trama de extorsión y amenazas apuntan a la comisión de delitos.

"Una más"

Según fuentes presentes en la declaración, Ayuso ha asegurado que tras romper los contratos que mantenía BBVA con Ausbanc, ante la "gran voracidad" de Pineda por obtener más ingresos por publicidad, miembros de la asociación acudieron a las juntas de accionistas para reventarlas.

Los habituales en las juntas eran Pineda y el director de comunicación de Ausbanc, Hermenegildo García, también investigado. Si bien, Pineda se presentó a otras reuniones de accionistas con López Negrete. Esta versión ha sido después corroborada por Moliner, quien ha expuesto que en las juntas hubo una actuación concertada de un grupo de personas de Ausbanc, entre las que estaba López López Negrete. Actuaba "como una más de Ausbanc".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad