El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, durante la presentación de resultados del tercer trimestre de 2019. Foto: EFE/KF

La banca ingresa por comisiones el 59% de su beneficio

stop

Los seis bancos que cotizan en el Ibex hubieran "perdido" 6.207 millones de euros en los nueve primeros meses si no existieran las comisiones

Jesús Martín

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, durante la presentación de resultados del tercer trimestre de 2019. Foto: EFE/KF

Madrid, 02 de noviembre de 2019 (04:55 CET)

Dicen los que acostumbran a volar que siempre hay un hueco en el cielo para que un buen piloto encuentre el pasillo para sortear una tormenta imprevista. Igual puede decirse de otras profesiones o de los bancos, que tratan de minimizar las dificultades de hacer su trabajo con los tipos de interés en terreno negativo.

Lo descubrieron hace ya años y vieron que era una mina, un colchón con el que cubrir los malos momentos del negocio tradicional y también los menos malos. Y se nota. En los nueve primeros meses del año, los seis grandes bancos que cotizan en el Ibex han obtenido un beneficio neto atribuido de 10.467,4 millones de euros y han ingresado por comisiones nada menos que 16.674,7 millones. Un 59% más que las ganancias.

Los puristas dirán que no se pueden sumar o restar peras y manzanas, pero la realidad es que, si no existieran las comisiones, los seis mayores bancos de España hubieran perdido 6.207 millones de euros en los nueve primeros meses del año. Todos lo bancos, menos Bankinter, tienen más ingresos por comisiones que beneficios.

Las comisiones ganan fuerza en la banca

En el primer dato, las ganancias, la comparación con el mismo periodo de 2018 es negativa. Los bancos han ganado casi 2.800 millones de euros menos, pero han ingresado 517 millones más por comisiones. Es cierto que los beneficios netos están afectados por los gastos derivados de los ajustes de oficinas y personal, pero la contención de gastos es también un renglón en la cuenta de resultados y una variable que los bancos tratan de mejorar año tras año.

Si las cifras se circunscriben al territorio español, al mercado puramente doméstico, es decir, sin considerar la actividad de los dos grandes bancos (el Santander y BBVA) en Reino Unido, Polonia, Turquía y los países americanos, la comparación se suaviza algo. Los beneficios se han quedado en 5.317,4 millones de euros, para unas comisiones de 7.261,7 millones, un 36,65% superiores. Esto viene a significar que el crecimiento de las comisiones viene de las filiales internacionales, fundamentalmente.

Las comisiones suponen hoy entre la cuarta parte y la mitad del margen de intereses. Depende de los bancos. En BBVA son el 27,77% y en BankiaCaixabank, algo más de la mitad, el 52,37% y el 51,18%, respectivamente. Puede que la división entre ambos conceptos sólo refleje la situación actual del negocio.

Los bajos tipos de interés a largo plazo y el euríbor en terreno negativo desde hace años hacen cada día más difícil aumentar los ingresos provenientes de cobrar por lo que se presta y pagar por lo que se custodia. Van una marcha por debajo, si no marcha atrás en algunos casos, que las comisiones, aunque 2019 no esté siendo tampoco el mejor año para estos gastos invisibles.

El Sabadell y Bankinter se salvan del descalabro

Sólo dos bancos se han librado del descalabro de los nueve primeros meses del año: Banc Sabadell, que se ha liberado de la carga de su filial británica TSB de los últimos trimestres y ha ganado un 216% más, y Bankinter, que ha conseguido un 10% más de beneficio.

Las cuatro restantes entidades financieras del Ibex han registrado retrocesos en sus resultados de entre el 15,2% (BBVA) y el 35% (el Santander). Los ingresos por comisiones son otra cosa, aunque hay bancos que han ingresado menos por este concepto que entre enero y septiembre de 2018. Es el caso de Bankia, que ha obtenido 796 millones frente a los 799 del pasado año, un 0,4% menos.

Su consejero delegado, José Sevilla, subrayó que aumentan las relacionadas con el uso de las tarjetas de crédito, TPVs y cajeros (un 9,6%) y, en menor medida, las vinculadas a la comercialización y gestión de fondos de inversión y planes de pensiones. Caen las de administración de cuentas (un 29%) por la política de la entidad.

También es el caso de Caixabank. Han pasado de 1.938 millones en los nueve primeros meses de 2018 a los 1.904 millones de este año (-1,7%). La entidad que dirige Gonzalo Gortázar se consuela con destacar que son un 3,2% superiores a las de segundo trimestre.

Esto, porque en el informe de actividad del tercer trimestre se asegura que las comisiones bancarias y de valores retroceden un 1,1%; las de comercialización de seguros, un 7,9%; las de fondos inversión y cartera, un 4,7% y las de gestión de planes de pensiones, un 1%. Se salvan las de “unit link” (que canalizan el ahorro a largo plazo), que suben un 19,6% en tasa interanual.

El Santander gana casi 9.000 millones por comisiones

Para el resto de los bancos las cosas han ido mejor.

El grupo Santander ha ingresado 8.818 millones de euros por comisiones, un 4,2% más que en el mismo periodo de 2018. En España, las cosas no le han ido igual. Ha ingresado 1.861 millones frente a los 1.991 millones del pasado año, por la menor contribución de la banca de minoristas y el perfil más conservador de los titulares de fondos de inversión.

José Antonio Álvarez, su consejero delegado, ha destacado el hecho de que las comisiones han ido creciendo trimestre a trimestre, desde los 2.774 millones del primero, a los 3.024 millones del tercero en euros constantes.

Bien la actividad en facturación de tarjetas y primas de seguros y menos bien en fondos de inversión. El incremento de la cifra total viene por los buenos datos de Santander Consumer Finance, Portugal, Polonia, EEUU, México, Brasil y Sudamérica, con aumentos interanuales de hasta dos dígitos.

Para BBVA, la actividad de comisiones (3.743 millones de euros hasta septiembre) va bien. Han crecido un 2,9%, incluso en España, donde han aumentado un tímido 1,3%. Según el informe de actividad del trimestre, destaca el mejor desempeño de tarjetas, las comisiones cobradas por venta de seguros y las cobradas a clientes mayoristas.

Banc Sabadell, que ha triplicado su beneficios (783 millones frente a los 248 de los nueve primeros meses de 2018), ha visto crecer sus comisiones un 9,1%, un 6,8% si se excluye su filial británica TSB, “impulsadas por el buen comportamiento de las comisiones de servicios”.

En Bankinter, las cifras mantienen su crecimiento, un 4,3% en el caso de las comisiones, hasta 346,7 millones de euros. Su consejera delegada, María Dolores Dancausa, dice que “van bien la actividad bancaria tradicional y menos bien en lo que afecta a los mercados" (fondos de inversión, divisas y valores).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad