La Cambra reclama prudencia ante la 'fiesta' de la recuperación económica

stop

La institución prevé que el PIB catalán caiga este año el 0,8%, dos décimas más que la estimación del Govern

Miquel Valls y  Joan Ramon Rovira

30 de octubre de 2013 (14:00 CET)

Los datos macroeconómicos del país empiezan a ser positivos por primera vez desde hace nueve trimestres. El ligero cambio de signo ha desatado un optimismo entre las instituciones, especialmente los ejecutivos, quienes han proclamado a los cuatro vientos el fin de la recesión. La Cambra de Comerç de Barcelona ha echado agua al vino, pero por una cuestión de prudencia, según sus directivos. “No debemos obviar los aspectos del contexto internacional y presupuestario de España y Catalunya”, asegura el presidente, Miquel Valls.

La institución ha reiterado este miércoles que la recesión ha tocado fin, ya que el PIB catalán crece por segundo trimestre el 0,1% hasta septiembre. Un dato que le lleva a mejorar al alza la previsión anual: estima que la caída se frenará hasta el 0,8%. Dos décimas más que los pronósticos que el departamento de Economia i Coneixement, liderado por Andreu Mas-Colell (CiU), ha hecho públicos al mismo tiempo que la Cambra presentaba su estudio.

Sectores

Por sectores, la evolución más favorable del valor añadido bruto (VAB) se lo lleva la agricultura, con un crecimiento del 1,2%. “Ha habido una recolecta histórica de cereales en todo el mundo”, asegura Valls. La previsión para 2014 es un incremento del 3,2%. La industria frenará su caída este año hasta el -0,2%, frente al recorte del 1,1% del ejercicio anterior. El sector vivirá un muy buen 2014, según la previsión de La Cambra. Estima que el VAB crecerá el 2,8%.

Los servicios terminarán el año con una cifra negativa del 0,7%, para hacer un cambio de signo en el próximo ejercicio, hasta el 0,7%. La principal rémora de la recuperación es la construcción. El sector no ve la luz al final del túnel y acabará 2013 con una rebaja del VAB del 6,3%. Lo peor, según la institución, es que un año más tarde empeorará este resultado y cerrará con una caída del 7,8%.

Variables y presupuestos

Valls avisa de que la recuperación económica de Catalunya depende de la resolución política de dos aspectos en los que muy difícilmente podrá incidir. Los incipientes datos positivos se pueden quedar en agua de borrajas si Estados Unidos fracasa al incrementar el techo de déficit del país; si la nueva presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, pone punto y final a la compra de bonos; o si la banca europea suspende el test de estrés que Bruselas prepara. También acusaría que la Comisión decide que sean los Estados en lugar del programa Med quien se encarga de poner los fondos para recapitalizar a las entidades que lo necesiten.

La evolución económica se verá muy afectada por la definición final de los presupuestos del Estado y de la Generalitat. Dos torpedos en la línea de flotación de las empresas, según la opinión de La Cambra. Primero, porque el recorte drástico de la inversión frena las expectativas e hipoteca el futuro económico del país por falta de infraestructuras, asegura Valls.

Más impuestos

La Generalitat también hace un flaco favor a las compañías. La batería de subidas y nuevos impuestos que prepara será un lastre para la actividad. La institución alega que retirar líquido de circulación limita aún más el consumo, con el efecto que ello comporta.

El Govern de Artur Mas (CiU) ha recibido un espaldarazo de Valls respecto al envite independentista. La Cambra asegura que el debate soberanista está completamente al margen de la marcha de la economía catalana. “Está integrada a Europa”, indica el empresario en una nueva muestra de prudencia. También asegura que el anuncio de la bajada de impuestos de la Comunidad de Madrid no implica riesgo de deslocalización de empresas. “Aunque nos gustaría pagar las mismas tasas”, reconoce.

Recuperación real

El fin de la recesión es el primer paso de la secuencia de la recuperación económica, destaca el estudio de la institución. Es decir, aún pasará algún tiempo hasta que la ciudadanía lo note en su bolsillo. La creación de empleo, el gran mal del país, será una tarea que correrá a cargo de las Autonomías, opina La Cambra. En esta carrera, Catalunya parte en una posición ventajosa.

“Hay posibilidades de que el mercado laboral mejore a lo largo de 2014”, señala Valls. Aunque a corto plazo, no se espera ningún gran cambio en este sentido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad