En la imagen, la sede social de Caixabank, en Valencia. EFE

La Generalitat cifra las pérdidas de su desafío: 35.000M€ en depósitos

stop

La Generalitat cifra en 35.000 millones de euros el coste en fuga de depósitos del desafío soberanista

Barcelona, 20 de agosto de 2018 (10:41 CET)

La Generalitat pone por primera vez cifras a la fuga de depósitos sufrida por los bancos catalanes a raíz del fallido proceso independentista. El informe Notas de Coyuntura que publica el gobierno catalán de forma periódica aporta en su última entrega los datos del traslado de cuentas de los clientes bancarios fuera de la comunidad fruto del temor por las consecuencias de la inestabilidad política por el referéndum del pasado 1 de octubre.   

La consejería de Economía cifra en 35.000 millones de euros los depósitos que abandonaron Cataluña entre octubre y diciembre y vincula esta fuga de capital a que “la territorialización de los depósitos que hacen las entidades financieras se realiza en función del domicilio de la sucursal bancaria donde se registra el depósito".

La Generalitat se refiere así al fenómeno de las cuentas espejo, por el que las entidades bancarias trasladaron fondos de sus clientes a sucursales del mismo banco radicadas en otra autonomía.

En términos porcentuales, la disminución de los depósitos bancarios del sector privado residente en Cataluña a finales de 2017 fue del 17,3%, mientras que a nivel estatal crecieron un 0,5%, según datos del Banco de España recogidos por el informe de la Generalitat, que trata de restar peso a la huída de capitales al tildarla de "efecto estadístico".

Cataluña perdió el 20% de sus depósitos tras el referéndum

Los 35.000 millones fugados equivalen al 20% de los depósitos existentes en la región antes del 1 de octubre. Estos fondos no volvieron tras el referéndum, la declaración simbólica de independencia y las elecciones catalanas del 20 de diciembre. “En tasas interanuales, el primer trimestre del año, los depósitos bancarios del sector privado residente en Cataluña caen un 17,1% en contraste con el 0,0% en el conjunto estatal”, señala el informe, avanzado por El Confidencial

El documento de la Generalitat recoge también que el stock de crédito privado contabilizado en Cataluña se redujo el 8,1%, mientras que en el conjunto de España la bajada fue del 1,9%. Esta caída del crédito, según la Consejería de Economía, se debe a los cambios de sede de entidades, como fue el caso de Caixabank o del Sabadell. “La territorialización que hacen las entidades financieras se realiza en función de la sede social del deudor y si este la cambia durante el año, el crédito pasa a contabilizarse donde está la nueva sede”, señala el informe. En el primer trimestre de 2018, el descenso del crédito en la autonomía no se detiene: fue del 9,3%. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad