La patronal catalana prevé que el PIB crezca hasta el 3% en 2015

stop

SIN INDICIOS DE DEFLACIÓN

Cristina Farrés

El director de estudios de Foment del Treball, Salvador Guillermo (izquierda), y el presidente de la comisión fiscal y de economía, Valentí Pich (derecha)
El director de estudios de Foment del Treball, Salvador Guillermo (izquierda), y el presidente de la comisión fiscal y de economía, Valentí Pich (derecha)

en Barcelona, 05 de marzo de 2015 (15:28 CET)

El empresariado catalán ha mostrado su optimismo en el impulso que la economía española ha tomado desde el cuarto trimestre de 2014. Foment del Treball ha manifestado este jueves que el PIB, tanto español como catalán, "crecerá a un nivel más próximo al 3% que al 2,5% en 2015", en palabras del director de estudios, Salvador Guillermo. 

Se trata de la estimación más positiva que se ha puesto sobre la mesa hasta el momento. Para la patronal, que se pueda llegar a estos niveles está justificado por datos como la creación de empleo (la tasa de ocupación subió el 1,4% entre 2013 y 2014); la concesión de crédito nuevo, que incrementó el 7,5% en enero en términos internauales; y las medidas de estímulo del Banco Central Europeo (BCE) ha puesto en marcha. 

Con todo, Foment alerta de que queda "mucho camino por recorrer" para superar los estragos de la crisis, como los niveles de desempleo o la destrucción del tejido empresarial.

Sin riesgo de deflación 

Guillermo incide en que la expansión económica no se verá lastrada por la deflación. "No se prevé ningún escenario en este sentido, lo que ocurre es una bajada de precios generalizada", afirma. 

La patronal se remite a los recientes datos de IPC. "Los precios que bajan son los de la energía y alimentarios", recuerda el director de estudios. Si no se computan estos "elementos volátiles" el resultado es que el índice de precios subyacente ha incrementado el 0,2%.

Mayores exportaciones 

Otro de los elementos que permite el optimismo de Foment del Treball son las expectativas de exportación. La depreciación del euro respecto al dólar y el mantenimiento del precio del petróleo a la baja --aseguran que se recuperará ligeramente, pero nunca a los niveles de 2014 por la mayor oferta-- propician un escenario en que las ventas externas repunten otra vez. Todo ello, de forma paralela a la recuperación (más lenta) del consumo interno. 

Debido al peso de la exportación catalana, que representa el 25% del total del Estado, la patronal estima que la expansión de la riqueza de la región será superior a la del resto del país.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad