La plantilla de CatalunyaCaixa da un golpe sobre la mesa

stop

Los trabajadores reclaman a De Guindos que aclare si quiere negociar la reestructuración de la entidad

25 de agosto de 2013 (21:30 CET)

La cúpula de CatalunyaCaixa y el comité de empresa de la entidad nacionalizada mantendrán este lunes la tercera reunión de tanteo del expediente de regulación de empleo (ERE) que el FROB ha anunciado que quiere aplicar. Tras dos encuentros en los que el organismo público ha declinado ceder en su posición inicial, la plantilla acude a la reunión con una exigencia clara sobre la mesa: “Que la empresa deje claro si quiere implementar una plataforma presidida por los principios de negociación o no”, afirman fuentes sindicales a Economía Digital.

Los representantes de los trabajadores denuncian que los integrantes de la mesa de diálogo parecen “desconocer cuáles son los mecanismos de negociación de la contraparte”. Aseguran que en los dos encuentros de la semana pasada no han aceptado ninguna de las propuestas del plan social presentado. Ni siquiera iniciativas que ellos mismos tachan de básicas, como abrir un proceso de bajas voluntarias para que el ERE sea menos traumático.

Reforma laboral

La dirección de CatalunyaCaixa, asesorada por el bufete Cuatrecasas, ha planteado el despido de casi 2.500 personas de la entidad, el 35% de la plantilla. Prevé la indemnización mínima aceptada por la reforma laboral, 20 días por año trabajado, y que la reestructuración no afecte a los mayores de 50 años. Así, las salidas serán “más baratas”, según los empleados.

El comité de empresa también intenta modificar este punto. “Queremos que se acepte la salida de las personas de más edad del grupo, ya que tienen la posibilidad de enlazar el expediente con una prestación de jubilación”, afirman desde CCOO de Catalunya. Los sindicatos, que hacen bandera de la unidad de acción en el proceso, argumentan que los empleados más jóvenes difícilmente encontrarán un nuevo empleo.

Conflictividad social

La plantilla también exige al ministro de Economía, Luís De Guindos, que prolongue el calendario de bajas hasta 2015, el límite aceptado por Bruselas.

Los sindicatos son prudentes a la hora de pronosticar un escenario futuro si la mesa de diálogo no da un giro. Eso sí, amenazan con un septiembre con una conflictividad laboral “muy destacada”. Recuerdan que el propio ministerio les ha alabado por “la dignidad en la defensa del negocio y el trabajo” en los momentos “difíciles” que ha pasado la entidad. Ahora, sienten que están pagando la mala gestión de CatalunyaCaixa. “Los trabajadores no somos culpables de ella”, añaden.

Venta en octubre

La dirección y el comité de empresa mantienen los encuentros antes de la presentación del ERE, como marca el convenio colectivo del sector de la banca en España. El FROB aún no ha anunciado a la plantilla cuando hará oficial la reestructuración, aunque los sindicalistas esperan que sea antes de octubre. Ese mes se debería retomar el proceso de venta de la entidad, según las previsiones del FROB.

La plantilla también reclama agilidad en la negociación para llegar a un acuerdo antes de esta fecha.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad