Borges, de aceite y frutos secos, logra beneficios récord

28 de enero de 2015 (00:00 CET)

Grupo Borges, de Tàrrega, consiguió en 2014 notables avances tanto en giro como en beneficios. Así, la cifra de negocio subió de 609 a 620 millones de euros. Se trata de la magnitud más alta de los últimos siete años y se aproxima al récord histórico de la casa, que se dio en 2007 con 679 millones. En cuanto al resultado, se elevó a 11,6 millones, con alza de un 3%. Es éste el más copioso que la casa haya registrado nunca.

La trayectoria de las ventas de Borges indica que en el anterior decenio perdieron fuerza y llegaron a caer hasta los 474 millones en 2010. Sin embargo, las ganancias no se resintieron y continuaron creciendo a un ritmo de dos dígitos.

Con cargo a reservas, los socios acordaron repartir un dividendo de 3,3 millones, casi idéntico al del año anterior. El cuerpo de accionistas está formado por cuatro compañías patrimoniales, cada una de las cuales es titular de un 25% del capital. Son Armonía en Acción, Retama Servicios Empresariales, Pont Viladomiu y Serveis Empresarials Pont Pujol, pertenecientes respectivamente a José, Antonio y Ramón Pont Amenós, y a su primo Antonio Pont Grau.

Borges exporta el 77% de su producción a 135 países. Cuenta con 12 fábricas, un millar de trabajadores y 1.300 hectáreas de plantaciones propias en Extremadura, Granada y California. El 56% de las ventas del grupo corresponde a aceite y aceitunas.

El grupo se proclama líder del aceite en 25 países, entre ellos Rusia e India, gracias al prestigio de sus marcas Borges, Star e ITLV. En el mercado nacional, la compañía encabeza la exportación de aceite envasado con marca. También lidera el negocio de frutos secos y frutas desecadas, el de palomitas para microondas con su marca Popitas, el de nueces envasadas y el de vinagre de Módena.

Así mismo, Borges capitanea la venta de aceite en la costa Oeste de EEUU con su marca Star, la de aceitunas de mesa en Francia y Rusia y la de alcachofas marinadas en EEUU con su enseña Cara Mia.

El año pasado, el grupo firmó en conformidad actas de Hacienda por IVA, sociedades y otros impuestos, por importe de 650.000 euros. Hace un par de años terminó un largo pleito con Hacienda que se arrastraba desde 1996. El contencioso peregrinó por varias instancias judiciales y desembocó finalmente en el pago de 1,8 millones en concepto de principal y 1,4 millones por intereses de demora.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad