Cabreo por la cumbre anticorrupción de Mas

stop

07 de febrero de 2013 (16:50 CET)

Estuvieron representados el poder político (Artur Mas), el judicial (el fiscal jefe del TSJC y el presidente del TSJC), el legislativo (presidenta del Parlament, Núria de Gispert) y el director de la Oficina Antifraude de Catalunya (OAC), pero faltaron algunos cuya ausencia fue aún más injustificable que la presencia de los anteriores.

Algunos medios políticos se interrogan hoy por qué la escenografía del President Mas no contó con la presencia del director de la Organismo Administrativo de Recursos Contractuales de Catalunya (Oarcc), encargado de velar por la transparencia de los contratos públicos, y el consejero de Justícia de la Generalitat, Germà Gordó, a quien se le supone la capacidad política de aplicación de los acuerdos a los que pudieran haber llegado los reunidos.

El director de la Oarcc, Juan Antonio Gallo, fue el que puso en un brete a Mas con la adjudicación del suministro de agua en alta a Acciona. Gordó, por su parte, es un consejero que tangencialmente podría quedar relacionado con el caso de las ITV. Las razones de su ausencia podrían emparentarse con esos hechos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad