El sorpresivo refugio de Mas: La Parròquia de Sant Ildefons

stop

El President asiste cada domingo a misa en la iglesia de Sant Gervasi

02 de abril de 2013 (20:16 CET)

Su fe ha ido a más. El President Mas es un hombre creyente, pero en los últimos tiempos ha intensificado su fe en el catolicismo. Su forma de entender la política, interiorizando siempre los problemas y con una comunicación insuficiente con sus colaboradores, casa con ese examen directo con Dios.

A Mas se le ha visto con mucha frecuencia en los últimos meses en la Parròquia de Sant Ildefons, en la calle Madrazo, entre Aribau y Muntaner. Es su iglesia de referencia, pero, ya sea por una fuerte convicción o por la influencia de consellers como Germà Gordó, ferviente católico, Mas suele ir todos los domingos. Se deja ver y conversa con los feligreses del barrio.

La crisis económica podría haber llevado a Mas a ese recogimiento espiritual, aunque el President es muy consciente de que los problemas políticos son muy terrenales, y que deberá intentar solucionarlos con trabajo y diálogo. En cualquier caso, el President debe pensar que un poco de fe nunca está de más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad