Formica vuelve a cerrar otro año con pérdidas

en Barcelona, 24 de abril de 2015 (08:45 CET)

Las ventas de la empresa Formica se recuperaron el año último del fuerte declive experimentado durante los anteriores ejercicios y subieron de 60,5 a 63 millones de euros. El alza se debe a la buena marcha de las exportaciones, que pasaron de 40 a 43 millones en cifras redondas. En cambio, el mercado interior apenas experimentó cambios. La plantilla se redujo de 340 a 271 personas. Entre 2009 y 2013, la caída acumulada del giro de la compañía se eleva a un 34%.

Los resultados de Formica volvieron a teñirse de rojo en 2014. Arrojan un déficit de 3,3 millones, que significa una fuerte mejora frente a los 6,8 millones del año precedente. Las pérdidas acumuladas en los últimos años suman 100 millones.

Formica, dedicada a la fabricación de laminados decorativos, pertenece al grupo neozelandés Fletcher Building. Mantiene la sede española en Galdakao (Vizcaya). En ese municipio norteño contaba hasta 2012 con una fábrica. La cerró como parte del proceso de ajuste industrial para concentrar toda la producción en su centro fabril de Albal (Valencia).

Los gestores de la entidad ya empiezan a avizorar una cierta mejora del mercado interior y esperan que Formica entre este año en beneficios. No obstante, consideran que todavía es pronto para hablar de un pleno restablecimiento. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad