José Tomás, el torero del ‘quasimillón’ de euros

stop

18 de septiembre de 2012 (21:05 CET)

José Tomás (JT) hizo historia el pasado domingo en la arena de Nimes. Cortó 11 orejas y un rabo en una encerrona que pasará a los anales del toreo. El diestro de Galapagar podría haber cobrado cerca de un millón de euros por su actuación en la Feria de la Vendimia, pero fuentes cercanas confirman que la cifra está más cercana a los 600.000 euros, por lo que ganó 100.000 euros por cada toro que mató. 
 
Este pago entra dentro de las cuentas del empresario del coso romano nimeño, el francés Simón Casas, que tuvo que saludar a la afición tras la exitosa corrida. Casas no tuvo más remedio que dar las gracias a JT mientras abandonaba el ruedo, porque entre otras cosas, le ha salvado la feria, por no decir que ha ganado mucho dinero con él. 
 
Llevar a JT a una feria te conlleva un lleno absoluto prácticamente en todas las corridas. Así sucedió en Nimes con los mano a mano de Juli-Castella y Morante-Manzanares. 

Todo lo convierte en oro

El efecto JT en la economía taurina es grandísimo. Todo lo que toca se convierte en oro. Se habla de 15 millones de euros los generados el fin de semana pasado en la localidad francesa, algo parecido a lo que sucedió en sus anteriores eventos de Badajoz y Huelva pero estos últimos en cuantía menor.

La reventa por los aires, los hoteles, los restaurantes, los vuelos (más de 80 charter privados en el aeopuerto), miles y miles de euros que genera una sola persona, un torero de otro mundo, que ha reventado, una vez más, la Fiesta de los toros. 
 
Lo que no se sabe es si habrá una próxima vez. En círculos taurinos se rumorea sobre la posibilidad de que JT se corte la coleta tras la apoteosis de Nimes.

Mucho catalán

Por si las moscas, muchos aficionados de todo el mundo acudieron a la cita del año taurino, entre los que destacaban mexicanos, ingleses, japoneses, y como no, catalanes.
 
JT era venerado en Barcelona, una de sus plazas fetiche. La Monumental vio el regreso del diestro, y también participó en el último acto que se celebró el año pasado. Además, fue allí donde realizó su primera encerrona ante seis astados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad