La Generalitat mueve hilos para frenar la pena de telediario sobre Jordi Pujol

stop

17 de agosto de 2014 (18:09 CET)

Jordi Pujol hace 11 años que dejó de ser president, pero la Generalitat se sigue preocupando por él. El secretario de Comunicación del Govern de la Generalitat de Catalunya, Josep Martí, ha abierto una ronda de contactos con directores de medios para frenar el marcaje de los equipos audiovisuales sobre la familia Pujol en la Cerdanya.

Martí, que desde su cargo gestiona subvenciones a medios de comunicación con criterios intangibles como el equilibrio territorial o lingüístico, presenta argumentos muy variados como respetar la privacidad de la familia, asegurar los buenos modales de los periodistas o los derechos de los más pequeños del clan Pujol. “No habrán más canutazos” o “pueden defender su propiedad privada” han sido algunas de sus frases.

El secretario de Comunicación del Govern de la Generalitat de Catalunya depende del conseller de Presidència, Francesc Homs. No obstante, su llegada al Govern se produjo por la insistencia por parte de Oriol Pujol cuando ocupaba el cargo de secretario general de CDC. El hijo del ex president tejió un traje a medida para incorporarlo en la Generalitat e hibernar aceleradamente su actividad privada de consultor de comunicación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad