'La Vanguardia' perdió el año pasado 3,1 millones 

stop

en Barcelona, 30 de abril de 2015 (00:00 CET)

El periódico La Vanguardia, mascarón de proa de Grupo Godó, obtuvo el año pasado una difusión media diaria de 140.176 ejemplares, un 8% menos que en 2013. Ello se tradujo en una facturación de 106 millones de euros, la más baja que se recuerda en la casa en mucho tiempo. Dicha cifra representa una caída del 8% respecto de los 116 millones de giro registrados en 2013. Según los gestores, para 2015 no se prevé mejora alguna; por el contrario, calculan que las ventas seguirán menguando.

La cuenta de resultados de 2014 cambió de signo y pasó de 3,68 millones de beneficio a 3,1 millones de pérdida. El quebranto real fue bastante mayor, pero se atenuó gracias a las subvenciones a fondo perdido recibidas de la Generalitat. Ésta, como es sabido, dispensa a los medios caudales sin tasa extraídos del peculio de los contribuyentes.

Los obsequios de Artur Mas a La Vanguardia en 2014 sumaron 864.700 euros, un 3% más. Se trata de dinero contante y sonante, que se inyecta directamente a las arcas del diario. Además, el Govern le otorgó ayudas adicionales, como la compra masiva de ejemplares, amén de otros auxilios crematísticos a varias filiales del grupo.

Las pérdidas de 2014 mermaron los recursos propios del diario hasta dejarlos en poco más de 7 millones. La evolución de los resultados de La Vanguardia refleja la recesión económica que estalló en 2007. Así, en 2006 el rotativo todavía contabilizó un envidiable beneficio de 14,1 millones. El año siguiente, el excedente se redujo a 2,5 millones. En 2008-2010, la tinta roja inundó el balance: casi 22 millones entre los tres ejercicios.

Esa riada pulverizó por completo los recursos propios, que se situaron en terreno negativo. Grupo Godó hubo de acudir al rescate de su buque insignia y le inyectó 6 millones para restablecer su equilibrio patrimonial. En 2011-2013 reaparecieron los beneficios, con un acumulado de 7,6 millones.

En cuanto al volumen de ingresos, tocó la cumbre en 2007 con 219 millones. Tras este hito, sobrevino un declive que por ahora parece imparable. En 2008 bajó a 178 millones, en 2009 a 154, en 2010 a 149, en 2011 a 137 y en 2012, a 120 millones. Desde 2007, la cifra de negocio embalsa un derrumbe del 51%.

Carlos Godó Valls ejerce de administrador único. El comité de dirección del diario percibió una retribución conjunta de 1,4 millones. Desde 2009, la plantilla ha adelgazado de 324 a 238 personas. Según referencias periodísticas, la empresa planea más ceses y un recorte salarial del 18%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad