Las ventas de Bacardí España caen un 5%

en Barcelona, 26 de febrero de 2015 (00:00 CET)

La facturación de la compañía Bacardí España bajó el año pasado un 5% y se situó en 214 millones de euros. El 20% corresponde a la exportación. Es el noveno ejercicio fiscal consecutivo en que el giro de la casa se comprime. El último crecimiento se remonta a 2005, cuando la firma alcanzó los 337 millones. Desde entonces el descenso acumulado se eleva a un 36%

La cuenta de resultados se saldó en 2014 con un excedente neto después de impuestos de 3,2 millones, frente a los 8 millones positivos de 2013 y los 21,8 millones de 2012.

Bacardí tiene la sede central española en Madrid, pero su única planta embotelladora se encuentra en Mollet del Vallès, después de que en 2008 echara el cierre a sus instalaciones de Málaga.

La firma cuenta con 325 empleados y con sendas filiales en Andorra, Portugal y Alemania. Su presidente es Jaime Bergel Sáinz de Baranda.

Las magnitudes de la compañía reflejan el declive que el sector ha experimentado en los últimos tiempos. El de las bebidas espirituosas es un ramo maduro, integrado por unas 130 empresas. Desde el comienzo de la crisis, la cifra de negocio ha adelgazado algo más de un 40%. Para el año pasado, que fue el octavo seguido de retroceso, se estima un recorte adicional del 1%. El whisky acapara un tercio de las ventas, seguido por el ron con un 14%.


 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad