¿Quién se atreve contra Rafa Nadal?

stop

Bacardi vuelve a sorprender con una de sus campañas, esta vez batirse en duelo con el deportista de élite

Bacardi reta a los fans de Rafa Nadal a batirse en duelo con el deportista

14 de marzo de 2012 (09:20 CET)

Bacardi, el conglomerado líder en el mercado de bebidas alcohólicas, lanzó en marzo del año pasado un concurso para dar la oportunidad a los fans de Rafa Nadal a batirse en duelo con el deportista.


El grupo, bajo la campaña que promociona desde hace cuatro años, Champions Drink Responsability ha creado un videojuego on line, a través del cual los candidatos pueden probar suerte para ir a la final en Mallorca. Antes, hay que clasificarse.


Los participantes pueden acceder al juego desde su casa y competir contra la máquina, un Rafa Nadal sin versión digital que parece un muñeco jugando a tiempo real y en directo. Los seguidores que logren un saque ganador podrán acudir a la gran final los días 20 y 21 de julio en Mallorca.

Cómo concursar


Tan sólo un concursante de cada país será escogido para viajar a Mallorca con un acompañante. El premio, además de tener la oportunidad de vencer al ganador de 10 torneos Grand Slam, consiste en una estancia de dos noches en Mallorca para dos personas, en un hotel de cuatro estrellas como mínimo, más 600 euros para el ganador y 300 para su acompañante.

Bacardi y la responsabilidad social

La campaña radica en la tradición y compromiso de Bacardi para promover el consumo responsable del alcohol. Para conectar de manera atractiva y dinámica con el consumidor la campaña fue lanzada por primera vez en 2008 con Michael Schumacher como protagonista bajo el lema: “El alcohol y la conducción no van de la mano”.

Las primeras incursiones de la compañía acerca de la responsabilidad social ya estaba presente en México durante los años treinta. Para entonces promovía el slogan: “Bacardi quiere vender, pero no quiere el dinero que deberías usar para comprar pan”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad