Swarovski crece un 11% y rebasa los 50 millones de giro

en Barcelona, 20 de julio de 2015 (20:05 CET)

La compañía Swarovski Ibérica, con sede central en Barcelona, retomó el pasado ejercicio la senda alcista y deja atrás dos años de caídas en los que perdió el 16% de las ventas. En 2014, la firma de origen austríaco creció un 11% y alcanzó una facturación de 50,1 millones. Dicho nivel está todavía por debajo del récord de la casa, logrado en 2007 con casi 57 millones.

Los resultados del pasado año arrojan un flujo de caja de 5,1 millones y un beneficio de 2,2 millones, este último con alza de 630.000 euros. Del excedente se destinaron 2 millones a dividendo y el resto a compensar pérdidas arrastradas en el balance. Tras estas aplicaciones, los recursos propios de la empresa quedan en 8 millones.

Swarovski Ibérica comercializa figuritas y objetos decorativos de cristal tallado, así como un amplio surtido de artículos de bisutería y pedrería. Está presidida por Silvi Bernardini y tiene de consejeros José Miguel Seijo Santos y Tatiana del Mar Santamaría Arejula.

La compañía tiene 330 empleados en España. Explota 120 tiendas mono-marca y también vende sus productos en más de 400 tiendas multi-marca. El grupo Swarovski tiene en España, además de la filial, la sede central de recursos humanos, la división de productos para el público final y la de producto industrial de todo el grupo en Europa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad