Cartel de un piso en alquiler | EFE

España cambia el chip hacia el alquiler

stop

La Comisión Europea apunta un cambio en España, con un crecimiento moderado en las viviendas de alquiler

Pamplona, 18 de marzo de 2018 (13:36 CET)

En España se está produciendo un cambio de chip en los últimos años al pasar de la vivienda en propiedad a la de alquiler. Así lo apunta Lucas González, representante de la Comisión Europea en España, en una entrevista a Efe.

González asevera que este posible cambio se debe a que en 2016 las viviendas alquiladas representaban un 22% frente al 19,8% registrado en 2008. Afirma también que la tasa de crecimiento del mercado de la vivienda es "moderada" y que está "consolidando" su recuperación tras la crisis.

En este sentido, precisa que los precios de la vivienda nueva aumentaron un 6,5% y los de la vivienda usada un 6,7% en el tercer trimestre de 2017.

Cerca del 50% de las viviendas en Alemania son de alquiler

No obstante, aclara que la inversión en vivienda "es todavía mucho menor que antes de la crisis" y que "el stock de viviendas en venta sigue siendo elevado en algunas comunidades autónomas", un factor que explica las diferencias en la evolución de los precios de la vivienda en las mismas.

En comparación con otros países europeos, España se sitúa por debajo de la media y lejos de los países en los que se alquila más, siendo Alemania el país que ostenta el mayor porcentaje de viviendas alquiladas, cerca del 50%, seguida de Bélgica, Dinamarca, el Reino Unido y Francia.

Ejemplos de viviendas de alquiler social

Sobre el nuevo plan estatal de vivienda aprobado por el Gobierno central, afirma que "siempre está bien por parte de las administraciones públicas proporcionar un mayor acceso a la vivienda a sectores vulnerables".

En este sentido, expone como ejemplo el programa Navarra Social Housing, impulsado por el Gobierno de Navarra y que prevé la construcción de 542 viviendas de alquiler social siguiendo parámetros de edificación sostenible y eficiencia energética.

Este proyecto está dotado con un presupuesto de 80 millones de euros, de los que 40 millones los aporta el Banco Europeo de Inversiones (BEI), al incluirlo en el plan de inversiones impulsado en 2014 por Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea.

El proyecto Navarra Social Housing permitirá la creación de más de 2.000 puestos de trabajo

El llamado "plan Juncker" incluye también en España una dotación de 125 millones para la construcción de 2.198 viviendas de alquiler social en nueve distritos de Barcelona, de las que 585 se destinarán a personas mayores de 65 años y con recursos limitados.

González apunta que la ejecución de este proyecto permitirá la creación de más de 2.000 puestos de trabajo durante la fase de implementación, hasta el año 2022.

Para González, ambos programas fomentan el acceso a la vivienda social y cumplen los estándares medioambientales más altos, ya que en el caso del programa navarro las viviendas tendrán el estándar Passivhaus, la certificación más alta de los edificios de energía casi nula (EECN).

La certificación EECN se enmarca en el compromiso de la UE de liderar la lucha contra el cambio climático

Recuerda la directiva europea que establece que los edificios que se construyan a partir de 2020 serán con certificación EECN, una medida que se enmarca en el "compromiso decidido" de la Unión Europea de ser líder en la lucha contra el cambio climático.

"Y al mismo tiempo modernizar la economía y crear crecimiento y empleo para los ciudadanos europeos", recalca González para destacar que en 2015 las energías limpias atrajeron una inversión global superior a los 300.000 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad