Agricultura reestructura su red de ‘embajadas’ en el exterior

stop

El Gobierno cerrará las consejerías de Portugal, Países Bajos y Polonia para financiar las próximas aperturas en India y Singapur y reforzar otras cuatro

La ministra de Agricultura, Tejerina, con el presidente de la Diputación de Salamanca, Iglesias / EFE

13 de octubre de 2014 (19:41 CET)

El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente también tiene su propia red de embajadas. Son las denominadas consejerías, cuya principal función es apoyar en el exterior al departamento que dirige Isabel García Tejerina a través de las misiones diplomáticas establecidas en cada país. Una figura administrativa que recuerda a las cuestionadas embajadas autonómicas, oficinas comerciales o culturales que durante la crisis han estado en el punto de mira por su coste público.

Ahora, el ministerio que respira un poco más tranquilo tras el huracán del veto ruso, tiene ante sí un nuevo reto internacional: la reestructuración de sus casas en el exterior. Una reorganización que se adapta al nuevo mapa de economías emergentes.

Refuerza su presencia en Rusia

El Gobierno ha dado luz verde a la apertura de nuevas consejerías en India y Singapur así como al reforzamiento de las ya existentes en Brasil, China, Kenia --donde se encuentra la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)-- y Rusia, justo el país con el que Bruselas ha vivido su peor crisis agrícola de los últimos años.

El motivo por el que el Ejecutivo central ha escogido estos y no otros mercados para plantar su bandera a través de una embajada de Agricultura es que son economías al alza. De hecho, incluye India y refuerza otros tres países de los denominados BRIC.

Uso de recursos disponibles

Por otra parte, para hacer un uso más eficiente de los recursos disponibles, la consejería de Agricultura en la misión diplomática de España en Italia, con sede en Roma, será acreditada en la representación permanente de España ante la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Por esta misma razón, se propone que la consejería en la misión diplomática de España en Francia, con sede en París, sea acreditada en la representación permanente de España ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Incremento de las importaciones

El propio Gobierno explica que la elección se ha hecho “teniendo en cuenta la pujanza económica de las denominadas economías emergentes, el incremento sostenido de sus importaciones agroalimentarias y la necesidad, en estos países, de nuevas tecnologías medio ambientales para combatir el cambio climático”.

Pero Agricultura no ha abierto nuevas consejerías sin pagar un precio por ello. El ministerio ha decretado el cierre de las embajadas que tenía en el vecino Portugal, así como en Países Bajos y Polonia.

Desde Vietnam hasta Reino Unido

Las funciones de las consejerías medioambientales quedan recogidas en el real decreto que este lunes ha publicado el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Entre ellas se incluye la de prestar asesoramiento y asistencia técnica; informar y realizar funciones de apoyo a la jefatura; mantener relaciones con las administraciones del país; “facilitar información sobre legislación o prácticas administrativas a ciudadanos o empresas españoles que realicen operaciones en el país”, o analizar políticas medioambientales autóctonas, entre otras.

Con el nuevo mapa, las consejerías de Agricultura suman dos destinos y cierra otros tres. Con todo, España mantiene su presencia en las misiones diplomáticas de España que ha establecido en países como Vietnam, Reino Unido, Indonesia, Malasia, Filipinas, Estados Unidos, Costa Rica o Argentina, entre muchos otros. Todo ello, sin contar la embajada permanente ante la Unión Europea.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad