stop

El Ayuntamiento de L’Hospitalet convoca un concurso público de empleo un viernes y lo cierra el lunes siguiente

Madrid, 22 de junio de 2017 (06:55 CET)

Lanzar un concurso de empleo público para que se presenten los amigos. La convocatoria exprés de empleo publicada por el ayuntamiento de L’Hospitalet ha levantado las sospechas de un proceso opaco dirigido para enchufar a conocidos del partido.

El ayuntamiento de L’Hospitalet, dirigido por la socialista Núria Marín, convocó a 24 puestos de trabajo con una remuneración de unos 1.600 euros brutos el viernes 9 de junio y liquidó la convocatoria el lunes siguiente, el 12 de junio, es decir, con sólo un día laboral y medio de plazo para las inscripciones.

Con una población de unos 16.000 parados en el municipio y unos 130.000 parados en el área metropolitana, la convocatoria tuvo una respuesta mínima. Algunos puestos de trabajo, como el ayudante de protocolo, apenas recibieron dos candidaturas.

El ayuntamiento no hizo grandes campañas por redes sociales ni por los medios de comunicación y la oferta pasó completamente inadvertida. De hecho, el grupo político de Ciudadanos en L’Hospitalet, líder en la oposición, se enteró de la convocatoria el mismo día en que terminaba el plazo de inscripción.

Tiempo récord: el ayuntamiento de L'Hospitalet convoca 24 empleos públicos con apenas un día y medio de plazo 

Varios vecinos se han quejado porque el ayuntamiento no ha publicitado las ofertas, según explican desde el grupo municipal. El gobierno local ha justificado que los trabajos son temporales y, como finalizan en diciembre, había prisas para culminar rápidamente el proceso. La alcaldía también asegura que publicó el anuncio en la web del municipio y envió una comunicación a entidades municipales, sindicatos y universidades.

Pero a la vista de las candidaturas recibidas, la estrategia de difusión no dio resultado. Apenas un puñado de candidatos se inscribieron para los 24 puestos de trabajo.

El “cortijo” socialista

La denuncia y las sospechas de enchufismo no han sido difundidas por ningún recién llegado a L’Hospitalet. El amigo personal de la alcaldesa Núria Marín, Miguel García, que ha trabajado durante casi 30 años en la maquinaria del partido socialista en L’Hospitalet, apunta hacia un posible amaño para enchufar a amigos y hacer clientelismo.

Ahora el político local es portavoz de Ciudadanos y denuncia las prácticas de enchufismo del partido para el que trabajó toda su vida. Y, como conoce al monstruo por dentro, no tiene dudas de que la convocatoria apresurada y casi clandestina ha sido diseñada para que los ciudadanos no se enterasen y así poder elegir fácilmente entre candidatos amigos. Ciudadanos pedirá explicaciones el próximo martes por esta convocatoria exprés.

El partido socialista siempre ha mantenido el poder desde el inicio de la democracia. “Por esta razón, siempre ganan las elecciones. Tienen una red clientelar enorme. Y hay muchos enchufados. Yo los conozco a todos, personalmente y con nombre y apellido. Yo les he dicho que tienen que cambiar las cosas, que la sociedad quiere más transparencia pero ellos siguen gobernando como si L’Hospitalet fuese su cortijo”, explica el líder del grupo municipal.

Las sospechas de que el gobierno socialista de L’Hospitalet usa fondos públicos para beneficiar a personas del entorno del partido no son nuevos. La alcaldesa nombró como un asesor municipal al presidente de la Federación de Entidades Andaluzas en Cataluña, FECAC, Daniel Salinero, que supervisaba las ayudas municipales a los actos culturales que él mismo organizaba.

José Luis Hernández, marido de la alcaldesa Núria Marín, también se ha colocado como coordinador de la empresa pública Regesa Aparcaments, una compañía comarcal prácticamente desconocida que se dedica a ofrecer “aparcamientos de concesión”. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad