Cameron roza ya la mayoría absoluta en el Reino Unido

stop

ELECCIONES

David Cameron, candidato del Partido Conservador, y su mujer, Samantha

08 de mayo de 2015 (12:00 CET)

No hay duda alguna. David Cameron va a repetir como primer ministro británico después de que el Partido Conservador haya superado todas las espectativas. Ahora, lo único que queda por saber son los escaños que atesorará, una vez acabe el recuento de votos de forma definitiva. Las últimas informaciones apuntan a que los conservadores rozan ya la mayoría absoluta.

En la recta final del recuento, el partido de Cameron se acerca ya a 326 escaños de los 650 que posee en Parlamento de Westminster. Pero, incluso en el caso de que no consiguiese llegar a la mayoría absoluta, la opción de Gobierno está garantizada, ya que se presupone que contará con el apoyo de los liberales-demócratas o con el de los unionistas norilandeses.

Los grandes derrotados

Los grandes derrotados en estos comicios han sido los laboralistas y liberales-demócratas. Los primeros han sido barridos literalmente de Escocia y habrían perdido, al menos 25 escaños. Pero todavía mayor es la caída en barrena del Partido Liberal del viceprimer ministro, Nick Clegg, que apenas pudo retener 10 de los 57 escaños que obtuvo en los comicios de 2010.

Pero, además de Cameron, hay otro vencedor claro en estos comicios al Parlamento británico: los nacionalistas escoceses. Su victoria no tiene precedentes. El SNP se ha hecho con 56 de los 59 escaños que el territorio tiene representados en el Parlamento. La candidata, la abogada Nicola Sturgeon, ha barrido del mapa a los laboralistas, que hasta este jueves poseían 41 escaños.

Los nacionalistas escoceses hacen historia

El crecimiento de los nacionalistas escoceses ha sido espectacular, ya que hace cuatro años logró hacerse con seis escaños. El ascenso se torna más épico si se tiene en cuenta que muchos daban por acabado al SNP después de la derrota en el referéndum por la independencia de Escocia el pasado septiembre. Sin embargo, se han convertido en la tercera fuerza política de Westminster.

La victoria de Cameron ha supuesto una inyección de aire fresco para Mariano Rajoy, el presidente español. Ambos líderes han empleado argumentos semejantes relativos al crecimiento del PIB y a la salida de la crisis, a pesar de la gran precariedad en el mercado laboral.

Rajoy respira

El líder español ha enviado ya una carta al primer ministro británico. "Esta victoria supone un reconocimiento merecido a la decidida labor reformista llevaba a cabo por su Gobierno y debe animarle a continuar impulsando las medidas necesarias para el bienestar de los ciudadanos y el dinamismo en la economía del Reino Unido", indicó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad