Carod-Rovira: “CiU no cobraba el 3%, cobraba el 5%”

stop

CASO JORDI PUJOL

El ex líder de ERC, Josep Lluis Carod-Rovira I EFE

29 de agosto de 2014 (13:25 CET)

El porcentaje de las comisiones que supuestamente cobraba CiU por los contratos que adjudicaba la Generalitat a determinadas empresas era más alto que el denunciado por el ex President Maragall. El ex vicepresidente de la Generalitat, el republicano Josep Lluís Carod-Rovira, ha ido más allá al asegurar que CiU cobraba “un 5%, y no un 3%”.

Carod, que aparece de forma periódica en el debate político, y que sigue siendo un referente para el movimiento independentista –él fue quien reclamó, en su etapa en el Gobierno tripartito, que se convocara un referéndum en 2014 coincidiendo con el tricentenario de 1714-- ha señalado en una entrevista en Radio Euskadi que Esquerra Republicana había denunciado ese hecho sin que la clase política catalana se hiciera el mínimo eco.

El peso modesto de ERC

Y antes de que Pasqual Maragall, en 2005, denunciara en el Parlament que CiU tenía una problema, y que era “el 3%”, Carod ya había situado esa cuestión de supuesta financiación ilegal de CiU. "Unos años antes, yo hablé del tres por ciento, lo que pasa es que, por aquel entonces, en ERC éramos cuatro gatos, éramos muy pocos diputados, y nuestro peso en la sociedad catalana y en el Parlamento era más bien modesto", ha asegurado.

Pero Carod ha llegado a afirmar que fueron algunos dirigentes de CiU los que, lejos de rectificar sus palabras, exhibieron que era un porcentaje mayor al indicado, con toda impunidad. Y que alguien “muy importante de CiU” le dijo: “Esto que has dicho es mentira, es una injuria, una infamia y esto no es cierto. No es el tres por ciento, que yo sepa es el cinco por ciento".

Total impunidad

Ante esa situación, Carod ha explicado que expresó su total sorpresa. “Yo me quedé atónito porque lo que más me sorprendió fue la impunidad con la que se trataban estos temas. Entonces, uno se veía como un grano de arena en un desierto inmenso, como una pequeña hormiguita en un zoológico y sin medios para poder investigar ni hacer nada", ha comentado en Radio Euskadi.

Pero ahora la situación política en Cataluña está centrada en el caso Pujol y en las implicaciones que puede tener en el proceso soberanista. Según Carod, “no sólo supone el final político del expresidente, sino de la transición política española en Cataluña”. Lo que constituye “un golpe más moral que político”. La interpretación de Carod es que para la sociedad catalana el impacto es en enorme. “Es un mazazo en medio de la cabeza”, ha sentenciado, porque mucha gente no acaba de creerse las actividades “irregulares, ilícitas y delictivas” del entorno familiar de Pujol.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad