Las colas del viernes se han repetido en la madrugada del sábado. EFE-QG

Haya o no huelgas, las colas continúan en El Prat

stop

Por la madrugada se registraron esperas de casi una hora. Los sindicatos alertan que las colas persistirán por más que se solucione el conflicto salarial

Barcelona, 12 de agosto de 2017 (12:00 CET)

La mañana del sábado han regresado las colas al aeropuerto de Barcelona. Y eso que no había programadas huelgas parciales por parte de los trabajadores de seguridad. No había amanecido que en la Terminal 1 la espera para pasar los controles llegaba a los 47 minutos, mientras que en la Terminal 2 era de 42 minutos.

Tras estos picos las colas se fueron atenuando, hasta que a las pocas horas el tiempo de espera para cruzar los escáneres de seguridad era 20 a 30 minutos. Para este sábado, cercano al ecuador de las vacaciones de agosto, están programados 484 vuelos que transportarán a 90.134 personas.

Las razones para estas colas son dos: por un lado, el temor de los pasajeros a perder su vuelo –aunque no sea una jornada de huelga-, y por el otro, la desorganización y falta de personal de seguridad.

El efecto contagio se prolonga más allá de los días de huelga

Las huelgas parciales han desatado un efecto contagio, en el que los usuarios más previsores llegaban a la aeropuerto con cuatro o seis horas de anticipación. En muchos casos, las aerolíneas no aceptaban realizar la facturación tan temprano o directamente todavía tenían sus mostradores de check in cerrados.

Los pasajeros acuden tan temprano que ni los mostradores de facturación están abiertos

En el caso del sábado, como en otras ocasiones, se produce un aluvión de pasajeros madrugadores que quieren evitar problemas y se encuentran que tan temprano hay pocos filtros de seguridad abiertos. El cuello de botella está garantizado.

Por otra parte, el personal que trabaja para descomprimir este volumen de pasajeros es insuficiente. Además de la reclamación salarial, que los trabajadores de Eulen volverán a votar este domingo, los empleados exigen que se incorporen más personal para que haya, al menos, cinco empleados por filtro.

Falta crónica de personal

“El problema de las colas no es la huelga. Si mañana se soluciona el conflicto, seguirá habiendo colas”, dijo a Cerodosbé Manuel Jover, secretario general de SIPVS-C (Sindicato Independiente Profesional de Vigilancia y Servicios de Cataluña). “Se tiene que llegar a un acuerdo en El Prat, pero es una solución a corto plazo, porque seguirá el déficit de vigilantes en el aeropuerto”, agrega.

Este sindicalista puntualiza que la falta de personal es un problema que se había alertado a Eulen desde marzo, y que por más que se incorporen 60 nuevos guardas, como se comprometió la empresa, al nuevo personal habrá que capacitarlo para sus nuevas funciones, por lo que tampoco podrán entrar en funciones inmediatamente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad