stop

Una abogada presenta un contencioso para exigir la disolución de la comisión de mediación del Colegio de Abogados de Barcelona sobre el conflicto catalán

Josep Maria Casas

Economía Digital

La decana de los abogados barceloneses, Maria Eugènia Gay (centro de la imagen), en la presentación de la comisión de diálogo del conflicto catalán. /ED

Barcelona, 09 de octubre de 2017 (14:54 CET)

La comisión de mediación del conflicto catalán creada a instancias de la decana del Colegio de Abogados de Barcelona, Maria Eugènia Gay, tiene numerosos detractores. Incluso dentro de este colegio profesional. Una abogada ha presentado un contencioso administrativo en el que, como medida cautelar, reclama la inmediata disolución de la comisión. Argumenta que los estatutos del colegio barcelonés no contemplan la posibilidad de mediar en conflictos políticos.

El contencioso se ha presentado a instancias de la abogada Vanessa González, una de las candidatas que se enfrentaron a Gay en las elecciones a decano del pasado junio. González cuenta con el apoyo de un sector de la abogacía barcelonesa. Esta letrada fue una de las impulsoras de la demanda contra el Colegio de Abogados de Barcelona por adherirse al derecho a decidir. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) les dio la razón, pero la anterior junta presentó un recurso de casación. Todavía está pendiente de sentencia.

En el contencioso, González solicita, como medida cautelar, la disolución de la comisión impulsada por Gay para que no pueda llevar a cabo ninguna mediación. Además, reclama que se advierta a Gay, así como al vicedecano, Jordi Pina, y a toda su junta directiva de que no pueden ejercer como mediadores. Argumenta que en los estatutos del Colegio de Abogados no se contempla “ni la posibilidad ni la función” de erigirse en mediadores de conflictos políticos.

Abogados contrarios a la mediación

González subraya en un escrito de sesenta páginas que, a tenor de las declaraciones de Gay y de los comunicados del colegio, puede parecer que todos los abogados de Barcelona apoyan la comisión de mediación entre los gobiernos de Carles Puigdemont y de Mariano Rajoy. Insiste en que no es así y que se están vulnerando los estatutos colegiales.

La semana pasada se presentó en el Colegio de Abogados de Barcelona la comisión de mediación impulsada por Gay. Entre las diez entidades promotores se encuentra la Cambra de Comerç, la patronal Pimec, los sindicatos CC.OO y UGT, así como universidades y entidades profesionales. Con posterioridad se adhirió el Barça, la patronal Cecot y otras organizaciones. El Colegio de Madrid estudia constituir otra comisión con los mismos objetivos. De momento no han conseguido sentar a la mesa ni a la Generalitat ni al Gobierno central.

Colegio de Abogados de Barcelona: críticas por la decisión de mediar en conflictos políticos

En contencioso interpuesto por González se precisa que se trata de una demanda de protección de derechos fundamentales contra el Colegio de Abogados de Barcelona. También se solicita una “retractación pública” por el comunicado colegial emitido el 20 de septiembre pasado en relación a la detención de diversos cargos de la Generalitat. En esta nota se condenó “la vulneración del derecho a defensa por las entradas y registros indiscriminados en despachos de abogados”. La demandante indica que las detenciones se realizaron por orden judicial y no afectaron a abogados en ejercicio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad