Correa da fuerzas a Anticorrupción para reabrir la caja B del PP

stop

El constructor Alfonso García Pozuelo y el líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, confesaron que se pagaron comisiones ante el PP

Francisco Correa (i) a su entrada a los tribunales. / EFE

Barcelona, 03 de febrero de 2017 (19:00 CET)

La Fiscalía Anticorrupción pidió al juez José de la Mata que reabra el caso de la caja B del Partido Popular (PP). Alfonso García Pozuelo (expropietario de Constructora Hispánica) y Francisco Correa, supuesto cabecilla de la trama Gürtel,revelaron la existencia de comisiones "de entre el dos y el 3%", durante el macrojuicio que investiga la presunta financiación ilegal de la formación conservadora.

Ambos imputados detallaron cómo se pagaron comisiones para obtener favores en las adjudicaciones de diversas obras públicas de gran envergadura. Además, Anticorrupción solicitó que declare Plácido Vázquez, empresario que habría actuado como comisionista de Correa.

El caso de la caja B había sido archivado en marzo de 2015 por el juez Pablo Ruz. Allí fueron investigados 22 empresarios que aparecían como donantes en los papeles de Bárcenas, el registro contable paralelo que llevaba adelante el extesorero del partido, Luis Bárcenas.

En aquel entonces, ningún empresario citado a declarar reconoció haber pagado dinero al partido por contratos, y ante la falta de pruebas, el caso quedó archivado.

García Pozuelo dijo que pagó 1,5 millones al PP

Pero la confesión de García Pozuelo ha vuelto a abrir la caja de los truenos. El constructor confesó que había pagado 1,5 millones de euros a Bárcenas, a Correa y al exdiputado del PP Jesús Merino. A cambio de adjudicaciones públicas.

Sumada a esta confesión está la de Correa, que en el juicio de la trama Gürtel dijo que entregaba, de parte de empresarios, entre el 2 y el 3% a Bárcenas por conseguir obras en ministerios. "Eran carreteras, autopistas, obras del AVE, de medio ambiente", describió Correa ante el juez.

En su testimonio, Correa apuntó a OHL, Dragados y al grupo ACS como las empresas que se dirigían a él para que consiguiera contratos del PP. Las constructoras anunciaron que se querellarán a Correa por estas declaraciones. Aseguran que son falsas. En un comunicado, OHL afirmó que "no ha pagado comisiones ilegales ni ha tenido relación alguna" con este empresario.

ACS y Dragados (que se integró en el grupo en diciembre de 2003) calificaron las afirmaciones del líder de la Gürtel como "notoriamente falsas" y negaron haber pagado a "él o a cualquiera otra persona para que se hicieran adjudicaciones a su favor, ya sea en el Ministerio de Fomento o en el de medio ambiente o en cualquier otro".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad