De Guindos se aleja de Ciudadanos: "Hay ocurrencias en todas partes"

stop

SITUACIÓN ECONÓMICA

Borja García Nieto y De Guindos, en la entrada del Ecuestre

Barcelona, 13 de abril de 2015 (17:08 CET)

Luis de Guindos no rechaza que sea un "político", porque "todos los ministros son políticos", pero quiere marcar una cierta distancia con la bronca del día a día, y con la lucha electoral. Sin embargo, y con exquisitos modos, eso el titular de Economía considera que no debe cambiar la política económica que "ha funcionado", y que, por tanto, las propuestas que ha lanzado Ciudadanos, con el economista Luis Garicano como gran agitador del debate, no deben ahora tomarse en consideración.

"Hay ocurrencias en todas partes", ha señalado, insistiendo en que España ha realizado un enorme esfuerzo y que crece ahora el doble que la media de la Unión Europea.

"Creo que hay que ser muy responsable cuando se está en el Gobierno, y entiendo que se pueden hacer otros planteamientos cuando se está en la oposición, pero no le voy a dedicar a ésto –el debate con Ciudadanos o contras fuerzas políticas-- mucho tiempo, ni tampoco muchas críticas", ha asegurado en una conferencia en el Círculo Ecuestre en Barcelona, preguntado por los asistentes sobre los planes de Garicano para incentivar la innovación en las empresas a partir de un freno en las inversiones del AVE.

La bronca y la desafección política

De Guindos, muy prudente en todo momento, ha afirmado que España podría crecer alrededor del 3% este año. A pesar de calificar de "ocurrencias" las propuestas que se han sugerido desde Ciudadanos, De Guindos entiende que todos los partidos deben intercambiar "opiniones constructivas", porque es lo que "cala en el electorado". La bronca, según el ministro, genera "desafección política".

Pese a ese buen tono, De Guindos tiene su mirada puesta en otro horizonte, y no quiere debatir la política económica del Gobierno. Su futuro pasa por la presidencia del Eurogrupo, que podría alcanzar a partir del mes de junio.

Un reconocimiento para España

En todo caso, De Guindos ha querido precisar que esperará la decisión del propio Rajoy. "Haré lo que crea conveniente el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy". El ministro no quiere "especular", pero ha dejado claro que si obtiene ese puesto se tratará de un reconocimiento a España. "Se le va a reconocer el esfuerzo que ha realizado, y que supone que España está ahora creciendo el doble que la zona euro", ha asegurado.

Las cosas, según De Guindos, no pueden cambiar en estos momentos. Siguiendo el propio discurso de Rajoy, sobre el peligro de que todo se vaya abajo si la inestabilidad política hace acto de presencia –es decir, si el PP pierde las elecciones-- el ministro ha incidido en que "todo puede volver atrás rápidamente", pese a confiar en que la sociedad española "es madura y sabe dónde estábamos y dónde estamos".

Ortodoxia, por tanto, sin entrar en la polémica, consciente De Guindos de que podría llegar su momento en Europa.



Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad